Evaluando efectos no deseados o no esperados


Aunque en el discurso y la retórica las evaluaciones en general dan la apariencia de prestar atención a las consecuencias no deseadas de las intervenciones, la mayoría de los diseños de evaluación dedican todo su presupuesto para la evaluación de la ejecución prevista y el logro de metas. Sigue siendo una excepción el tipo de trabajo de campo abierto a captar efectos no deseados o no esperados o dinámicas emergentes. Esto es útil para identificar los posibles impactos negativos durante el diseño del programa, a fin de garantizar y establecer mejores procesos de seguimiento. Sigue leyendo