Recomendaciones para el empoderamiento y la rendición de cuentas


 

En línea con nuestras publicaciones sobre rendición de cuentas o sobre empoderamiento y participación, Duncan Green publicó “Once recomendaciones para trabajar en el empoderamiento y la rendición de cuentas en lugares complicados / peligrosos” (21 de febrero de 2020), como resultado del programa “Acción para el empoderamiento y la rendición de cuentas” (A4EA), en el que Duncan ha estado involucrado esporádicamente, ahora analizando los resultados de sus primeros 3 años de investigación, ya han identificado algunos “temas recurrentes” importantes en sus 5 países de enfoque (Egipto, Mozambique, Myanmar, Nigeria y Pakistán). ¿El resultado? “Once recomendaciones para trabajar en el empoderamiento y la rendición de cuentas en entornos frágiles, afectados por conflictos o violencia“.

Son solo seis páginas de recomendaciones para los donantes que buscan apoyar cosas buenas en algunos de los lugares más complicados y peligrosos del mundo. Pero para aquellos para quienes incluso eso es demasiado largo para ser leído, aquí hay algunos puntos destacados:

1.‘Piense detenidamente sobre el lenguaje más apropiado”: ha sido útil en algunos casos utilizar un lenguaje con menos carga política para transmitir mensajes similares; por ejemplo, hablar sobre “trabajar juntos” en lugar de “acción colectiva” o “crear un cambio positivo en la vida de las personas” en lugar de “empoderamiento”. También ha ayudado a ser lo más específico posible sobre lo que se está avanzando “. Sigue leyendo

Enfoques adaptativos en el desarrollo de capacidades en evaluación


Siguiendo con nuestra serie sobre enfoques adaptativos, Kristie A. Thomas, publicó en el blog de la AEA el siguiente post: “Semana ToE TIG: aplicación de un marco de cambio adaptativo a la enseñanza de la evaluación” (18 de febrero de 2020)

Kristie explicaba cómo usar el cambio adaptativo para informar un enfoque de desarrollo de capacidades en evaluación, reflejado en los desafíos que a menudo encuentra cuando enseña la evaluación (por ejemplo, ansiedad, resistencia o enfado de los estudiantes con algunas partes del curso; creencia de que la evaluación es inútil o incluso perjudicial).

Abordar estos desafíos requiere un marco de cambio adaptativo. En otras palabras, si el curso  expone a los participantes los materiales didácticos, pero sin prestar atención a sus actitudes y normas sobre la evaluación, es poco probable que salgan con una comprensión sólida de los materiales o una apreciación de su importancia.

Se sugieren varias estrategias para combatir estas actitudes y normas: Sigue leyendo

Evaluando para la gestión adaptativa


En relación a los enfoques adaptativos, desde el sitio “BetterEvaluation” nos ofrecen los “Desafíos para usar la evaluación para la gestión adaptativa“:

Teorías de cambio pobremente conceptualizadas

• Falta de entorno adecuado para llevar a cabo procesos de cambio.

• Capacidad del equipo del programa para actividades de evaluación.

• Capacidad de los directivos para la gestión adaptativa, por ejemplo, (1) la capacidad de gestionar cuando hay niveles más altos de incertidumbre, (2) la capacidad de tomar (suficientemente buenas) decisiones con datos incompletos que pueden no cumplir con todos los estándares de calidad Sigue leyendo

¿Y la carrera (no tan) profesional en la ayuda al desarrollo desde el “Sur Global”?


En mi anterior post “Carrera (no tan) profesional en la ayuda al desarrollo” hablaba de Duncan Green y algunos consejos para construir una carrera en el sector del desarrollo.

Makarand en su blog Development Debate, a través de su post “Entonces, ¿quieres trabajar en Desarrollo Internacional?“, replica a su amigo Duncan Green y nos viene a decir que si en el norte nos quejamos sobre la carrera profesional en el sector de la ayuda al desarrollo, en el sur global lo tienen peor.

Makarand consideró que el post de Duncan era demasiado “centrado en el Norte Global”, así que decidió escribir sobre lo que significaría para l@s jóvenes del mundo en desarrollo hacer una carrera en el desarrollo internacional. Escribió el post sobre la base de lo que ha visto y experimentado en casi 12 años en Desarrollo Internacional, tras 14 años de trabajo en India.

Las opciones y las rutas para desarrollar una carrera en el desarrollo internacional difieren dependiendo de si perteneces al “mundo en desarrollo (Sur Global)” o al “mundo donante (Norte Global)”. Sigue leyendo

Carrera (no tan) profesional en la ayuda al desarrollo


 

Y relacionado con nuestros pasados posts sobre la “Carrera profesional” o “Carrera no profesional” (como lo podamos/queramos llamar desde cada una de nuestras “experiencias vitales”), desde el post de Duncan Green “Los mejores consejos para construir una carrera en ayuda y desarrollo” (12 de febrero de 2020), nos cuenta Duncan que presidió un gran panel sobre este tema en la London School of Economics. Los oradores procediían de grandes donantes: bilaterales como el DFID y USAID, bancos regionales como el BAD y el BERD, y el  Banco Mundial para agregar la visión multilateral, y desde todas las etapas de sus carreras, pero sus consejos se se podrían aplicar al resto del sector de ayuda y desarrollo.

Se les pidió que dieran sus mejores consejos. Es interesante porque este post ha sido contestado por una voz desde el sur cuestionando algunos de los planteamientos, pero ya hablaremos de ello en otro momento.

1. En el post de Duncan había una selección de consejos:

Coraje, humildad y brújula moral: no se trata solo de calificaciones extraordinarias, sino del tipo de persona que eres. Te enfrentarás a momentos de miedo: abrázalos; serás llamado por arrogancia, escucha y aprende. Y no abandones tu brújula moral: es, después de todo, al menos en parte, por lo que buscamos trabajo en este extraño sector. Sigue leyendo

Gestionar mejor: lo que tod@s podemos hacer para contribuir al éxito de la ayuda al desarrollo


Relacionado con nuestros posts pasados sobre la rendición de cuentas, interesante publicación “Gestionar mejor: lo que tod@s podemos hacer para contribuir al éxito de la ayuda” de Dan Honig (5 de febrero de 2020) en el que parte de la idea o afirmación de que “la gestión a través de controles sólo de arriba hacia abajo, se convierte en un objetivo en sí mismo, socavando el éxito de los proyectos”. Estos controles poco útiles a menudo surgen de la necesidad de tener en cuenta únicamente: (1) el rendimiento; (2) los ciclos políticos o las legislaturas o (3) las juntas ejecutivas, que inducen a las agencias a (a) ejercer controles estrictos de los procesos y (b) orientar los proyectos hacia lo que se puede medir y reportar.

El libro de Dan Honig 2018, “Navigation by Judgment“, presenta (1) datos empíricos cuantitativos de una base de datos de 14,000 proyectos y (2) evidencia cualitativa de ocho estudios de casos en apoyo de esta afirmación. Escribió el libro en parte porque supuso que sería útil mostrar a las agencias de ayuda al desarrollo y a los decisores, datos empíricos que demostraban el problema: que el primer paso para cambiar era el reconocimiento. Pero después de hablar sobre su libro con las agencias y decisores, estuvo seguro de que si bien su diagnóstico de 2018 fue correcto, su teoría del cambio fue totalmente errónea.

Las personas que trabajan en las agencias de desarrollo, desde el personal de campo hasta los gerentes senior, en general (1) ya comprenden la naturaleza del problema. (2) Han experimentado de primera mano la tensión entre la presentación de informes y el rendimiento, (3) se han enfrentado a las limitaciones que les impiden hacer lo que, en su opinión profesional, es más probable que logre los objetivos de su agencia (que comparten en gran medida). No necesitan datos empíricos para decirles lo que viven todos los días. Sorprendentemente, los decisores están de acuerdo también. Como decía un director ejecutivo del Banco Mundial: “Sé que cuando establezco objetivos, no obtengo lo que quiero. Pero es la única forma en que puedo mover el sistema, la única forma en que puedo dirigir; si renuncio a esa palanca, ¿qué tengo? ¿Por qué estoy aquí? ” Sigue leyendo

Enfoques adaptativos frente a los fallos en nuestros sistemas de evaluación


Las soluciones a algunos de los retos o fallos en nuestros sistemas de evaluación señalados en los dos posts anteriores…

En qué estamos fallando (más) para el uso evaluativo: en la(s) evidencia(s)/resultados o en la(s) pregunta(s)/procesos

¿En qué estamos fallando (más): en la oferta o en la demanda evaluativa? (I)

…vienen de nuestra capacidad de utilizar enfoques adaptativos que, en el fondo, son enfoques (a) hacia la (a veces incierta, heterogénea y cambiante) utilización y (b) hacia la (a veces volatil, oportunista y caprichosa) demanda y no tanto (o no solo) (c) hacia la producción de evaluaciones.

Hemos tratado en numerosas ocasiones sobre enfoques adaptativos, pero recordemos en especial dos posts anteriores sobre enfoques adaptativos:

A. En este posts definíamos “La gestión adaptativa es (1) un proceso estructurado e iterativo de toma de decisiones robusta frente a la incertidumbre, (2) con el objetivo de reducir la incertidumbre a través de la continua supervisión del sistema. Sigue leyendo

En qué estamos fallando (más) para el uso evaluativo: en la(s) evidencia(s)/resultados o en la(s) pregunta(s)/procesos


Fuente OBS busines.school

Puestos a soñar, porque cualquiera de los dos respuestas “podría” estar bien (las compraríamos ahora mismo), y si hay que mojarse (si sólo hubiese sitio para una respuesta en este bote), por qué apostaríamos para fomentar el uso evaluativo: (1) por una cultura de resultados (evidencia) y datos o (2) por una cultura del cuestionamiento (aprendizaje) y la colaboración.

Estos días me llegan varios artículos o mensajes sobre la importancia de una cultura de trabajo o decisión basada en “la evidencia y los datos”. Por ejemplo:

(1) Este artículo: “Cuatro recomendaciones para promover políticas públicas basadas en evidencia“, me quedo con lo de “basadas en la evidencia” (y paso a ponerle adjetivo a la palabra “evidencias”, ¿evidencias de qué? ¿sólo de resultados? ¿también evidencias de colaboración, de aprendizaje colectivo, de impacto colectivo o, por qué no, evidencias de  sentido común…), y también…

(2) Este twit sobre “construir una cultura de datos, evidencias y usoSigue leyendo

¿En qué estamos fallando (más): en la oferta o en la demanda evaluativa? (I)


De acuerdo, la respuesta irá por barrios y una respuesta facilona será “estamos fallando en ambas, oferta y demanda evaluativa”. Clarifiquemos: aquí entiendo “demanda evaluativa” (la demanda de evaluaciones) y “oferta evaluativa” (l@s evaluador@s disponibles para esas evaluaciones).

Pero como cuando todo es relevante o pertinente, corremos el peligro de la irrelevancia y, por ende, la impertinencia (porque no logramos priorizar), aquí voy a pediros por favor hay que “mojarse” (no es momento de nadar y guardar la ropa). Y el primero en mojarme seré yo, y lo hago desde mi visión (fruto de mi formación y experiencia):

Está claro que un sistema o “mercado” de evaluación necesita de un cierto ajuste de demanda y de oferta evaluativa. En mi opinión estos últimos años se está desarrollando una mejora sustancial de la oferta: (1) métodos sofisticados para evaluar procesos complejos, (2) métodos rigurosos para evaluar el impacto, (3) una multiplicidad de webinars/cursos/formaciones y (4) diversidad de métodos y estándares que hacen difícil una especialización total, sino más bien sectorial y fragmentada…) Sigue leyendo