La visión de túnel


La visión de túnel metafóricamente denota la renuencia a considerar alternativas a la línea de pensamiento preferida de uno; los casos incluyen médicos que tratan a pacientes, detectives que consideran sospechosos de delitos o cualquier persona predispuesta a un resultado favorable.  La forma común de resolver este problema es una segunda opinión, es decir, lograr que alguien no relacionado con la investigación original lo vea desde el principio, sin los mismos prejuicios y preconceptos. Esto generalmente se debe al sesgo de incidentes anteriores. Un ejemplo clave de la “visión de túnel” es el perfil racial en los Estados Unidos.

Cada lección organizacional es un cuento con 6 componentes


Cuando queremos desarrollar capacidades en el aprendizaje de lecciones a las organizaciones, Nick Milton nos cuenta que Cada lección es una historia o cuento y recomienda que la lección tenga al menos 6 componentes:

1) Contexto. Aquí explicamos lo que se esperaba que sucediera, pero no sucedió. Este es el paso “Qué queríamos” de la historia. Es sorprendente la cantidad de equipos de proyecto o facilitadores que se saltan este paso. Como “lo que se esperaba que sucediera” es tan obvio para ellos, esperan que sea obvio para el lector, pero, por supuesto, rara vez lo es.
2) Resultado. Aquí explicamos lo que realmente sucedió: el paso de acción de la historia. ¿Qué salió mal? ¿Lo que realmente pasó?
3) Causa o Motivo. Aquí explicamos POR QUÉ sucedió: cuáles fueron los Obstáculos, qué faltaba que debería haber existido o (en una historia de éxito) qué se hizo para lograr el resultado.
4) Impacto. Aquí explicamos o intentamos cuantificar el resultado, ya sea negativo o positivo.
5) Lección. Basado en la causa raíz, ¿cuál es el aprendizaje para proyectos futuros? Esta es la parte “correcta de la lección” de la historia?.
6) Acción para integrar. Qué acción tomamos para integrar esa lección en el proceso organizacional, para que los errores no se repitan y los éxitos siempre se repliquen.
Una lección con una estructura basada en una historia como esta requiere aproximadamente una página a escribir o un par de minutos para contar, en comparación con las típicas lecciones de una sola línea o lista  – contadas en segundos, olvidadas casi con la misma rapidez. Sigue leyendo

Gestion del conocimiento, bucle de aprendizaje y mejora organizacional


Nick Milton recuerda que la combinación de los componentes de la gestion del conocimiento del bucle de aprendizaje e integración significa que:

  • Cuanta más experiencia tiene una organización, más aprende.
  • Cuanto más aprende, más mejora su base de conocimientos.
  • Cuanto más mejora su base de conocimientos, más mejora sus procesos, procedimientos y estructuras.
  • Cuanto más mejora sus procesos, procedimientos y estructuras, más mejora el rendimiento.

Hay que hacerlo más


En “Reconocer los errores aumenta la credibilidad, también en el trabajo”  M. Victoria S. Nadal  nos cuenta que ya sea por vergüenza o miedo a las consecuencias, nos cuesta admitir nuestros fallos. Pero la ciencia demuestra que, como se suele decir, rectificar es de sabios.

Si ser capaz de reconocer los errores (1( refuerza la credibilidad y (2) contribuye a aumentar la productividad, ¿por qué cuesta tanto hacerlo? Una de las explicaciones es (1) el temor a la humillación y a que (2) las capacidades de la persona equivocada se vean cuestionadas. En esta situación, entra en juego:

(A) La disonancia cognitiva, es decir, el mecanismo mental que utilizamos para protegernos cuando lo que pensamos y lo que hacemos es contradictorio. Nos creemos personas racionales e inteligentes, y cuando encontramos una información que contradice esta idea la rechazamos. Admitir que estamos equivocados es doloroso para la percepción que tenemos de nosotros mismos. Cuando nos disculpamos por haber cometido un error, tenemos que aceptar esa disonancia, aunque no sea placentero. Sigue leyendo

Por qué no abunda el aprendizaje organizacional


Interesante, en menos de 10 segundos pensemos por qué no abunda el aprendizaje organizacional:

Para el aprendizaje organizacional es esencial

(a.) liderazgo (centralizado y descentralizado) 

(b.) la colaboración y el trabajo en equipo;

(c.) invertir en mecanismos y procesos que animen a la comunicación y cooperación dentro y entre las estructuras de la organización. Sigue leyendo

El Aprendizaje Organizacional de Wakins & Marsick


Wakins & Marsick proponen un enfoque sobre Aprendizaje Organizacional Integrador, como un aprendizaje continuo y autotransformador, estratégico utilizados en los procesos integrados paralelamente con el trabajo.

Para el aprendizaje organizacional es esencial: (a.) la colaboración y el trabajo en equipo; (b.) invertir en mecanismos y procesos que animen a la comunicación y cooperación dentro y entre las estructuras de la organización.

El aprendizaje en las organizaciones es social pero también individual y tiene lugar en diferentes niveles de aprendizaje colectivo: (i) individual; (ii) equipo; (iii) departamento; (iv) organización e (v) inter organización. Sigue leyendo

Dimensiones para el Aprendizaje Organizacional


Para que el Aprendizaje Organizacional se desarrolle en una organización (que aprende), Watkins y Marsick (1993, 1996) plantean siete dimensiones distintas pero complementarias, necesarias y relacionadas sistémicamente  :

(a) el aprendizaje continuo, que representa el esfuerzo de una organización por crear las oportunidades para que el aprendizaje se manifieste en todos sus miembros;

(b) la investigación y diálogo, que señala el esfuerzo de una organización en crear una cultura de cuestionamiento, de realimentación y de experimentación;

(c) el aprendizaje en equipo, que refleja el espíritu de colaboración y de las habilidades colaborativas que soportan la preparación y el desempeño de los equip Sigue leyendo