La fuerza: Admitir nuestro fracaso en la respuesta al COVID


Es difícil para las instituciones públicas y organizaciones de desarrollo reconocer que no cumplimos con nuestras metas y objetivos; es tan difícil confrontarse a cómo la opinión pública o los financiadores reaccionarán ante tal fracaso (aunque no nos preguntamos tanto acerca de la opinión de l@s beneficiari@s de nuestras acciones). La paradoja es que hacemos todo lo posible para evitar hablar de las situaciones de fracaso, aunque (en teoría) todos sabemos que el fracaso es el mejor maestro y tenemos que estar abiertos y hablar sobre nuestros fracasos para poder aprender. Más que eso, reconocer abiertamente el fracaso es a menudo un catalizador para la innovación que hace que nuestro trabajo sea bueno o excelente.

Para abordar este enigma, necesitamos un cambio de paradigma en la forma en que la sociedad civil ve el fracaso. Esto podría comenzar con un diálogo abierto y honesto sobre lo que funciona y lo que no es así. De la mism forma que ya contamos que se propone en el sitio “Admitting Failure” para respaldar y alentar a las organizaciones a (no sorprendentemente) admitir el fracaso. Sigue leyendo

Más problemas estructurales de los gobiernos para aprender en tiempos de COVID


 

Siguiendo con COVID y barreras gubernamentales para el aprendizaje, profundizamos un poco más sobre estas barreras y cómo los gobiernos desperdician grandes sumas de dinero y crean planes masivos que pocas veces funcionan, siendo la mayoría de las veces las causas relativas a problemas estructurales y sistémicos:

• Las personas que hacen la política están desconectadas culturalmente de las personas que se verán afectadas.

• El fenómeno generalizado del pensamiento grupal o “burbujas de información” significa que l@s responsables políticos que toman decisiones habitan en una burbuja y reciben información y conocimiento solo de algunas fuentes afines.

 “Prejuicio intelectual”: los supuestos no cuestionados de que algunas soluciones son mejores que otras

 “Desconexión operativa”, donde las personas que toman decisiones sobre políticas se desconectan de las personas que tienen que ponerlas en funcionamiento.

• La presión a corto plazo de los medios para que se “vea que está haciendo algo” Sigue leyendo

Retos para el liderazgo en tiempos de Covid-19


Siguiendo con nuestra serie sobre impacto colectivo, en el que el liderazgo es fundamental para ese tipo de colaboración, retomamos el muy interesante informe, Liderazgo en tiempos de Covid-19 sobre “Cualidades, habilidades y prácticas esenciales” por Doug Reeler y Desiree Paulsen: Cuando enfrentamos una crisis compleja, impredecible e invisible, como el Covid-19, entonces se requiere un liderazgo de una calidad completamente diferente: los líderes deben ser más artistas que científicos, más facilitadores que presidentes, activando el autocontrol en las personas que lideramos:

1.Teniendo en cuenta el contexto global: El desafío es tomarse un tiempo regularmente para agudizar nuestras perspectivas y aclarar las opciones que tenemos para la toma de decisiones

2.¿Liderazgo de control o facilitador? Invitar al equipo/personal a dar su opinión, compartir y discutir sus perspectivas puede permitir que se tomen mejores decisiones, a menudo ahorrando más tiempo después más adelante. Sigue leyendo

La evaluación busca responsabilidad


Retomando nuestro post anterior ¿Busca la evaluación culpables?, en el que indicamos que la evaluación busca reforzar la responsabilidad (rendición de cuentas) y no tanto busca culpables: en un sentido amplio ya hemos hablado de lo que se entiende por rendición de cuentas : al “conjunto de derechos y responsabilidades existentes entre los ciudadanos y las instituciones que afectan a su vida”.

La rendición de cuentas incluye tres dimensiones:

(1) Obligatoriedad: derecho a obtener una respuesta por parte de la ciudadanía y la obligación de darla por parte de las instituciones.

(2) Exigibilidad: capacidad para asegurar que una acción se lleva a cabo y sancionar si ello no ocurre.

(3) Evaluabilidad: valoración positiva o negativa de las instituciones (Newell y Bellour, 2002 y Blagescu, de Las Casas y Lloyd, 2005 en Toledano et al, 2008: 18). Sigue leyendo

Evaluación y gestión adaptativa durante la respuesta al COVID 19


En estos tiempos inciertos durante la respuesta al COVID 19, retomamos el post “Enfoques adaptativos frente a los fallos en nuestros sistemas de evaluación“, donde se indicaba que las soluciones a algunos de los retos o fallos en nuestros sistemas de evaluación señalados en los dos posts anteriores… En qué estamos fallando (más) para el uso evaluativo: en la(s) evidencia(s)/resultados o en la(s) pregunta(s)/procesos ¿En qué estamos fallando (más): en la oferta o en la demanda evaluativa? (I) …vienen de nuestra capacidad de utilizar enfoques adaptativos .

Los enfoques adaptativos en la función de evaluación durante la respuesta al COVID se orientarían:

(1) hacia la cambiante utilización de los procesos/productos de la función de evaluación en tiempos de COVID 19: (i) asesorar sobre la mejor manera de medir y monitorear, (ii) proporcionar evidencia de alta calidad y (iii) hacer que la evidencia y las lecciones sean mucho más accesibles para los formuladores de políticas) y

(2) hacia una demanda evaluativa por reforzar (dado que está en gran medida saturada de carga de trabajo) y no tanto (o no solo)

(3) hacia la producción de evaluaciones.

Hemos tratado en numerosas ocasiones sobre enfoques adaptativos, pero recordemos en especial dos posts anteriores sobre enfoques adaptativos: Sigue leyendo

Liderazgo en tiempos de Covid-19 (Parte II)


Return to work plans, HR risks to weigh, crisis lessons from Parenthood, and more

Continuando con el post Liderazgo en tiempos de Covid-19 (Parte I), como ya hemos visto en nuestra serie sobre impacto colectivo, el liderazgo es fundamental para ese tipo de colaboración.

Muy interesante informe, Liderazgo en tiempos de Covid-19 sobre “Cualidades, habilidades y prácticas esenciales”. Cuando enfrentamos una crisis compleja, impredecible e invisible, como el Covid-19, entonces se requiere un liderazgo de una calidad completamente diferente, continuamos con los elementos del post anterior:

5. Sé auténtic@

Comparta sus luchas, miedos y dudas, incluso mientras muestra el coraje para enfrentarlos. (1( Actuar como un/a héroe/heroína dur@ desempodera a otros en sus propias luchas, mientras que (2) mostrar la vulnerabilidad puede generar iniciativa y fortaleza en los demás.

6. Empatía y conexión

Esta crisis se caracteriza por el distanciamiento y la desconexión. Como líder/lideresa, debe tomarse el tiempo para conectarse personalmente y alentar a otros a hacer lo mismo.

7. Sobreesfuerzo y pérdida de perspectiva Sigue leyendo

Preguntas para una evaluación sobre nuestra respuesta a la pandemia: colaboración y trabajo en equipo


Imaginemos que tuviésemos el poder y la sabiduría, o la experiencia y la habilidad,..o la gracia y la suerte, de poder formular 1 pregunta en una supuesta evaluación mundial sobre nuestra respuesta global a la crisis del Coronavirus. ¿Qué preguntas haríais vosotr@s?

Mi pregunta tendría que ver con la colaboración para el impacto colectivo, ¿En qué y cómo podría mejorar nuestra colaboración? Implícitamente también es una pregunta para todos los marcos de colaboración y coordinación (incluidos gubernamentales, intergubernamentales y multilaterales): ¿Han estado nuestros enfoques colaborativos a la altura de las circunstancias?

Para mejorar nuestra capacidad global de colaborar se han creado diferentes marcos a nivel nacional e internacional (intergubernamental y multilateral).  En cuanto a “marcos de colaboración COVID”, desde mi punto de vista el nivel de lo conseguido en la respuesta conjunta (colaborativa, en equipo…) a la pandemia está muy lejos de lo que podría haber sido, teniendo en cuenta las instituciones y capacidades existentes, y considerando que esta situación, además es el momento de demostrar la relevancia y legitimidad de los marcos existentes de colaboración y coordinación (incluidos gubernamentales, intergubernamentales y multilaterales).

Podemos inventar nuevas herramientas tecnocráticas y burocráticas, pero mientras continuemos con un nivel tan pobre de colaboración efectiva, nuestra eficiencia y eficacia van a ser igual de pobres…y esto incluye también la eficiencia de los sistemas de evaluación y gestión del conocimiento. Sigue leyendo

Bibliografía sobre Tecnologías para el trabajo remoto en Seguimiento y Evaluación


Tras los dos posts anteriores: (1) Tecnologías para el seguimiento y evaluación en tiempos de COVID 19 y (2) Retos con tecnologías para el seguimiento y evaluación en tiempos de COVID 19; presentamos recursos bibliográficos y guías para profundizar en este tema:

  •  Tecnologías para el monitoreo en entornos inseguros: en este conjunto de herramientas del proyecto de investigación SAVE, descargable como pdf, los usuarios pueden encontrar un resumen de las aplicaciones, sus pros y sus contras, así como muchos enlaces a información más detallada. Este post y la página temática de Betterevaluation se basa en gran medida en SAVE Toolkit, que utiliza tecnologías para el monitoreo y la evaluación en entornos inseguros. Se alienta a los lectores a ver este recurso para obtener más información.
  • El catálogo de Impact Tracker Technology (ITT) presenta una compilación de herramientas de bajo costo basadas en tecnología de comunicaciones de información destinadas a ayudar a los expertos que trabajan en el sector de desarrollo a recopilar datos, comunicarse con sus clientes y medir su impacto.
  • IFRC World Disasters Report 2013: en esta guía integral, la Federación Internacional de la Cruz Roja recopila diversas experiencias y estudios de casos de múltiples contextos humanitarios, incluidos entornos inseguros. El volumen incluye una gran cantidad de recursos detallados, además de un análisis general de la tecnología de la información en asistencia humanitaria.
  • La Caja de herramientas de GPPi para la privacidad en línea proporciona un punto de partida para proteger la privacidad y la seguridad en línea al recopilar cada vez más datos digitales y también en la vida cotidiana.
  • Dette, R. Steets, J. y Sagmeister, E. (2016) Uso de tecnologías para monitoreo y evaluación en entornos inseguros.

Sigue leyendo

Retos con tecnologías para el seguimiento y evaluación en tiempos de COVID 19


Continuamos con la segunda parte del post Tecnologías para el seguimiento y evaluación en tiempos de COVID 19, relacionado con la plataforma BetterEvaluation y el “Uso de tecnologías para monitoreo y evaluación en entornos inseguros“, donde se indicaba que tecnologías como teléfonos móviles, radios, plataformas de Internet y rastreadores GPS prometen nuevas soluciones para recopilar datos vitales o rastrear la ejecución de proyectos.

En este post destacamos consideraciones importantes a tener en cuenta:

1. Toma tu tiempo

Se recomienda a los profesionales que no apuren la ejecución. (1) Consultar con socios que ya usan la tecnología y (2) desarrollar una comprensión profunda de quién influye y difunde la información en el contexto específico, es fundamental para el éxito. Además, (3) tenga en cuenta el tiempo para ganar el apoyo y la confianza de colegas y poblaciones afectadas , y (4) trabaje con los usuarios al inventar, diseñar y probar herramientas.

Los desafíos pueden surgir de sesgos inherentes a algunas tecnologías; por ejemplo, (1) es más probable que los hombres sean dueños del teléfono del hogar, lo que dificulta que las mujeres usen los teléfonos de forma anónima. Las preocupaciones también pueden surgir de (2) problemas técnicos o estar relacionadas con la resistencia al cambio entre el personal. Es importante abordar de manera proactiva tales inquietudes antes de que se conviertan en desconfianza general y rechazo de una tecnología en particular. Sigue leyendo

Tecnologías para el seguimiento y evaluación en tiempos de COVID 19


La plataforma BetterEvaluation nos muestra el “Uso de tecnologías para monitoreo y evaluación en entornos inseguros“, aplicable en nuestra respuesta al COVID 19:

Operar en entornos inseguros es una de los retos más críticos para organizaciones humanitarias, de desarrollo y de consolidación de la paz por igual. Las restricciones de acceso o incluso los ataques directos hacen que el monitoreo y la evaluación sean extremadamente difíciles. Tecnologías como teléfonos móviles, radios, plataformas de Internet y rastreadores GPS prometen nuevas soluciones para recopilar datos vitales o rastrear la implementación de proyectos.

En algunos de los contextos humanitarios más inseguros, los programas de ayuda de monitoreo son particularmente importantes para las organizaciones humanitarias. ¿La asistencia llegó a las personas adecuadas? ¿Han llegado los camiones de ayuda de manera segura a su ubicación prevista? ¿Cómo evalúan las poblaciones afectadas los servicios prestados? En medio de las restricciones de acceso, los ataques y el riesgo de desvío de la ayuda, esas preguntas siguen siendo difíciles de responder.

Las restricciones de acceso, los altos costos, la infraestructura deficiente y los altos niveles de incertidumbre requieren herramientas que puedan funcionar sin un suministro constante de electricidad, a través de grandes distancias y sin habilidades informáticas avanzadas. Identificamos seis tipos de tecnología que cumplen con estos criterios: (1) mecanismos de retroalimentación basados ​​en teléfonos móviles, (2) dispositivos portátiles para la recopilación de datos digitales, (3) detección remota con satélites o  seguimiento de entregas, (4) transmisión con radios y (5) comunicación con plataformas en línea y (6) uso de redes sociales. Los profesionales de M&E son cada vez más optimistas sobre el uso de estas tecnologías cuando trabajan en entornos inseguros. Sigue leyendo