El arte de escuchar, por Erich Fromm


Maria Popova, desde su hermoso blog “BrainPickings”, nos regala: “Las 6 reglas de escucha de Erich Fromm: el gran filósofo y psicólogo humanista sobre el arte de la comprensión desinteresada“. Este post merece un lugar de honor en nuestra “etiqueta” de “Escucha Activa“.

“Cómo escuchar” es lo que el filósofo humanista y psicólogo Erich Fromm (23 de marzo 1900 a marzo 18 de 1980) exploró en un seminario de 1974 en Suiza: La transcripción de 400 páginas de las que finalmente se adaptó en la publicación póstuma El arte de escucha (biblioteca pública).

Escuchar, argumenta Fromm, es “es un arte como la comprensión de la poesía” y, como cualquier arte, tiene sus propias reglas y normas. A partir de su práctica de medio siglo como terapeuta, Fromm ofrece seis pautas para dominar el arte de la comprensión desinteresada:

1. La regla básica para practicar este arte es la concentración completa del oyente. Sigue leyendo

La asertividad y la escucha activa no son conceptos contrapuestos


La comunicación es un proceso de interacción en el que se produce un intercambio de sentimientos, información, ideas, emociones, conocimiento y todo lo que conlleva la trasmisión de un mensaje que necesita ser retroalimentado. La mayor dificultad de la comunicación es pensar que es fácil. Comprender los procesos de comunicación implica ser mucho más minucioso y elaborado que solo articular los mensajes. La comunicación eficaz es aquella que establece una conexión de doble vía, la cual siempre tendrá una conducta de reciprocidad y respeto para con los demás.

La asertividad y la escucha activa no son conceptos contrapuestos. Debemos ser asertivos mientras practicamos la escucha activa y, por otra parte, una asertividad basada en la escucha activa suele ser más eficaz. Cuando nos encontremos ante afirmaciones, ataques o peticiones que no podamos hacer frente, debemos comunicárlo claramente, honestamente y con el máximo respeto.

Tanto la escucha activa, como la comunicación asertiva requieren de actitud, tolerancia y comprensión. No se trata solamente de hablar sino incluso de sacrificar las palabras para comprender el ímpetu emocional de otras personas e interpretar el mejor momento para expresarnos. Necesitamos leer a los demás para saber cómo podemos sumar en vez de restar. Sigue leyendo

Asertividad: Cambiando nuestra forma de pensar


Continuando con el post anterior La asertividad, clave para nuestra comunicación, exploramos ahora (1) comportamientos, (2) conductas o (3) acciones objetivas orientadas a la asertividad.

Pero mejorar la capacidad asertiva requiere cambiar primero la forma de pensar. Necesitamos deshacernos de las limitaciones que en forma de creencias incorrectas o distorsionadas nos impiden ser asertivos. Así algunas sugerencias para que nuestra forma de pensar ayude a aumentar nuestra capacidad asertiva, en lugar de limitarla: límites claros, asunción de responsabilidades, comunicación, responsabilidad propia.

1. Establece límites claros.

Los límites son las reglas que cada cual se crea para sí mismo, y que guía y dirige a los demás en cuanto a lo que es un comportamiento permitido a su alrededor. Las personas pasivas normalmente no tienen esos límites y permiten que otros invadan su espacio y sus propios derechos.

Hay una serie de límites que no son negociables. Si aún no conocemos o no explicitamos cuáles son nuestros límites innegociables, tomemos un tiempo para averiguarlos. Una vez hecho, debes establecer un compromiso firme y permanente con ellos.

2. Asume la responsabilidad de tus propios problemas.

La persona asertiva entiende que sus problemas son su propia responsabilidad. (1) Si vemos algo que necesita cambiar en nuestra vida, tomemos medidas al respecto. (2) Si no estamos contentos con algo en nuestra vida, empecemos a cambiar las cosas ahora. Sigue leyendo

La asertividad, clave para nuestra comunicación


La asertividad es la capacidad de expresar las opiniones, los sentimientos, las actitudes y los deseos, y reclamar los propios derechos, en el momento adecuado, sin ansiedad excesiva, y de una manera que no afecte a los derechos de los demás. La asertividad se relaciona con una interlocución saludable y una personalidad con buena autoestima.

Las personas asertivas (1) dicen lo que piensan, son capaces de dar a conocer sus sentimientos y pensamientos de manera clara, sin temores ni presiones, (2) solicitan los recursos que necesitan, (3) manifiestan sus deseos y sentimientos, (4) no agreden ni dejan que las agredan o manipulen, (5) tampoco permiten que tomen decisiones ajenas a su voluntad, (6)  saben transmitir confianza y puede ser sincera sin agredir a su interlocutor.

Pero si nos encontramos sin suficientemente asertividad, es una cuestión de esfuerzo: podemos aumentar nuestra asertividad, pedir lo que necesitamos y conseguir lo que queremos, sin dejar de ser nosotr@ mism@s. Sigue leyendo

La escucha activa: comunicación respetuosa con respuestas (feedback)


La escucha activa es (1) una técnica y estrategia específica de la comunicación humana. Basada en el trabajo de Carl Rogers, es utilizada en campos como la enfermería, la psicoterapia y la resolución de conflictos. Recordemos que en 2002, Rost la definió como (2) «un término genérico para definir una serie de comportamientos y actitudes que preparan al receptor a escuchar, a concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuestas (feedback.​ Implica asimismo, entre otros aspectos, (3)  ofrecer disponibilidad y mostrar interés por la persona que habla. La escucha activa (4) consiste en una forma de comunicación que demuestra al hablante que el oyente le ha entendido. Se refiere a (5) la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo. Sigue leyendo

Barreras para la escucha activa


En 10 barreras para una escucha efectiva con consejos para superarlos, Srikanth Radhakrishna nos cuenta que (1) una comunicación efectiva es una habilidad valiosa en el lugar de trabajo, y (2) escuchar adecuadamente es la parte más importante de la comunicación efectiva.

Las habilidades de escucha deficientes definitivamente tienen un gran impacto negativo en la moral y la productividad del equipo. Esta situación generalmente resulta en conflictos y malentendidos entre los miembros del equipo, y crea un ambiente negativo. Afortunadamente, las habilidades de escucha se pueden aprender.

1.Hablar excesivamente

Las buenas habilidades de conversación son un activo, y una persona con estas habilidades es más probable que logre el éxito profesional. Sin embargo, hablar más de lo necesario es una barrera para una comunicación efectiva. Las personas dudan en interactuar con una persona que habla excesivamente sin escucharlos.

2.Prejuzgar

El prejuicio es una opinión preconcebida del sentimiento, que suele ser irracional. El prejuicio es muy peligroso y tiene el potencial de traer animosidad al equipo y romper el espíritu del equipo. El motivo de un prejuicio puede ser la raza, religión, edad o apariencia del hablante. Una persona con prejuicios no hará ningún esfuerzo por escuchar y entender. Sigue leyendo

Feedback negativo a tu jef@ sin morir en el intento


Recojo este post que estoy seguro, sirve al 100% de l@s lector@s: CÓMO DAR UN FEEDBACK NEGATIVO… ¡A TU JEF@!

Un dicho popular en sitios como LinkedIN, blogs laborales y libros sobre management es el siguiente: “Las personas no renuncian a los trabajos, renuncian a l@s jef@s”. Y en muchas ocasiones esto puede ser cierto. ¿Quién no tuvo alguna vez un jefe poco empático, autoritario, con conocimientos escasos sobre algún tema crucial, o desordenado…? Probablemente todos, en algún momento de nuestras carreras, nos hemos cruzado con algún jefe que dejaba que desear. Pero cuando eso sucede, ¿nos animamos a darle un feedback negativo? Sigue leyendo