Reforzando la colaboración en nuestras organizaciones (II)


Esta es la segunda parte del post Reforzando la colaboración en nuestras organizaciones (I). En su artículo Construyendo una verdadera colaboración en su organización, Pratichi Shah (Mayo de 2017) indica que desarrollar los pilares organizacionales de (1) la cultura, (2) las personas y (3) el liderazgo puede ayudar a impulsar la colaboración organizacional. En esta entrada se desarrollan los dos ultimos pilares: personas y liderazgo. Sigue leyendo

Fortaleciendo el liderazgo para el cambio


Tomo ideas del articulo “5 maneras en que los líderes fortalecen y preparan a sus equipos para el cambio” de Glenn Llopis 

El liderazgo anticipa lo inesperado y es responsable de actuar durante todo el proceso hasta el final. El liderazgo debe ayudar a sus equipos a enfrentar los retos. Lo hacen mediante la creación de entornos que tienen (1) claridad en torno a los problemas, (2) la colaboración para producir nuevas ideas y (3) el enfoque estratégico. (4) Construyen ecosistemas sólidos donde es posible pensar valientemente y (5) desafiar las viejas formas de hacer las cosas creando una ventaja competitiva. Sigue leyendo

Un liderazgo efectivo garantiza la motivación para el uso evaluativo


En el pasado post El crimen de utilizar una evaluación, desarrollamos que para que el uso de las evaluaciones sea efectivo hacen falta: (A) Motivaciones, (B) Oportunidades, (C) Medios. Dentro de las Motivaciones para el uso evaluativo, es clave asegurar o garantizar un liderazgo efectivo que respalde la evaluación.

Se entiende ese liderazgo evaluativo como asegurar el apoyo al más alto nivel a la evaluación y el aprendizaje. El liderazgo es “la” clave para mejorar (o bloquear) el uso de las evaluaciones, ya que de otra forma suele haber barreras para  (a) aceptar los resultados de la evaluación y (b) aprender de los errores.

Para mejorar el liderazgo, se precisa (como ejemplo) en la práctica: Sigue leyendo

¿Por qué no nos coordinamos?


Aunque parece intuitiva, “en teoría”, la bondad de la coordinación para contribuir a la eficiencia y eficacia, “en la práctica” normalmente las barreras existentes para la coordinación de los actores de desarrollo son subestimadas. A pesar de la retórica de los grandes manifiestos o agendas, en la práctica, los  impulsores del cambio existentes para la coordinación efectiva de actores implicados no suelen ser suficientes (o suficientemente tenidos en cuenta) para superar estas barreras. Sigue leyendo