La colaboración en los equipos de trabajo


Mientras que algunos equipos nos preguntamos por qué bailamos tan mal, Mariajosé Gavilán nos cuenta en El valor de la colaboración en los equipos de trabajo que para que un equipo de trabajo logre resultados eficaces, combinando conocimientos y experiencia de forma eficiente, será necesaria la presencia de un liderazgo efectivo, que motive, desarrolle y conduzca hacia el éxito. Los estudios apuntan que los líderes con buenas habilidades de comunicación —franca, directa y dialécticase encuentran en el corazón de los equipos de alto rendimiento.

Una parte fundamental de la formación de equipos de trabajo exitosos es la obtención de sinergias positivas, para que, con la suma de esfuerzos, habilidades y competencias, se obtengan mejores resultados que trabajando de forma individual. Si queremos obtener esta reciprocidad, necesitamos partir de una comunicación efectiva, que implica: (1) empatía, (2) sentido de la oportunidad, (3) escucha activa, (4) accesibilidad, (5) claridad y por supuesto, (6) retroalimentación. Así mismo, la comunicación efectiva sentará las bases para la colaboración.

Sigue leyendo

Condiciones para el trabajo colaborativo


Adaptamos desde mundo educativo al organizacional una entrada sobre trabajo colaborativo: En una organización el establecimiento de relaciones de colaboración y ayuda pretende construir «relaciones auténticas» no sólo entre directiv@s sino también entre el personal. Esto se consigue cuando l@s directiv@s (1) demuestran una consideración positiva hacia todo el personal; cuando (2) se comportan de manera que muestran coherencia y justicia, al tiempo que (3) crean confianza; cuando (4) comprenden y muestran que la comunicación con el personal supone tanto escuchar cómo hablar  (incluida la escucha activa) y (5) cuando hacen del lugar de trabajo donde se puede experimentar sin temor a ser castigados.

En efecto, no todos los métodos cooperativos se estructuran de igual forma, pero todos ellos ponen de manifiesto la necesidad de confluencia de varios factores, sin los cuales difícilmente se encontrarán los efectos positivos recogidos en la literatura: Sigue leyendo

Desafíos para el trabajo en equipo (II)


Continuamos con la segunda parte de los Desafíos  para el trabajo en equipo (I), que se basaba en el post Diez desafíos comunes que los equipos enfrentan y cómo superarlos, donde nos muestran algunos desafíos cuando trabajamos o lideramos un equipo: Sigue leyendo

Desafíos  para el trabajo en equipo (I)


En el post Diez desafíos comunes que los equipos enfrentan y cómo superarlos, nos muestran algunos desafíos que encontremos cuando trabajemos o lideremos un equipo. El stress o la falta de tiempo del trabajo diario significa que estos problemas a menudo se dejen de lado con la esperanza de que simplemente desaparezcan, algo que raramente ocurre. Hemos de ser proactivos en su lugar. Cualquiera que el problema al que nos enfrentemos, dirijamonos a ellos y creemos un equipo exitoso. Sigue leyendo

El aprendizaje colaborativo


Tomamos un interesante post sobre aprendizaje colaborativo, que indica que una iniciativa de aprendizaje es sobre el aprender y hacer juntos. El aprendizaje organizacional implica la colaboración en (1) la producción de conocimiento y en (2) la aplicación del mismo para las mejoras de las prácticas. Debemos recordar en este punto que el aprendizaje organizacional no se limita a la diseminación y capacitación de buenas prácticas en el cual (a) se divulgan las buenas prácticas y (b) se capacita a los “operadores” para que apliquen esas buenas prácticas. En una iniciativa de aprendizaje el supuesto es que los miembros de la organización (3) tienen experiencia y (4) un saber acumulados en intervenciones y prácticas específicas y a partir de ese conocimiento es posible que (5) sean a la vez generadores y usuarias del conocimiento. Sigue leyendo