La Gobernanza para la resiliencia frente al cambio climático


Una famila en Terekeka, Sudán del Sur. Foto: FAO/ Albert González Farran

 

Un nuevo informe de ODI, de Arabella Fraser y  Amy Kirbyshire, desarrolla el “Apoyo a la gobernanza para la resiliencia frente al cambio climático: trabajando con instituciones políticas“. Estos son los puntos centrales del informe: Sigue leyendo

Desastres y violencia contra mujeres y niñas


De nuevo un interesante informe de ODI sobre desastres y violencia contra mujeres y niñas

A pesar de la hipotética “ventana de oportunidad” que aparece en torno a los desastres para cambiar las estructuras sociales, la literatura actual sugiere que los roles tradicionales de las personas se vuelven a enfatizar y las desigualdades de género a menudo empeoran después de una emergencia.

Los estudios documentan los efectos nocivos de los desastres en las relaciones sociales en todos los contextos, sin embargo, es la combinación de (1) los impactos de los desastres y (2) el fracaso de los sistemas de protección (a menudo inasequibles), los que agravan las desigualdades de género como la violencia contra mujeres y niñas. Sigue leyendo

La resiliencia más allá del 2015: ¿el camino hacia la coherencia?


 

En 2015 y 2016, los gobiernos del mundo acordaron (1) el Marco Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (Sendai Framework), (2) los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, (3) el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y (4) el Marco de la Cumbre Mundial sobre la Asistencia Humanitaria. Estos marcos articulan un conjunto de objetivos y metas que, si se logran, crearán un futuro en el que se habrán logrado avances significativos en la gestión de desastres, el desarrollo sostenible, el clima y los desafíos humanitarios de hoy. Sigue leyendo

La reducción del riesgo de desastres


Voy a iniciar un ciclo de posts relacionados con la gestión del riesgo de desastres (DRM-disaster risk management) y con la resiliencia. El seguimiento, la evaluación, la gestión del conocimiento son transversales a dichos conceptos. El post de hoy es una introducción al concepto de reducción del riesgo de desastres.

Un enfoque basado en derechos reconoce los derechos de todos los seres humanos a (i) realizar su potencial y (ii) tener la oportunidad de vivir libres de la pobreza en un mundo seguro y más equitativo. Esto incluye el derecho a: (1) la vida y la seguridad; (2) medios de vida sostenibles; (3) ser escuchado; (4) tener una identidad; y (5) tener acceso a servicios sociales básicos.

La protección de derechos son todas las actividades tendientes a conseguir el pleno respeto de los derechos de las personas de conformidad con la letra y el espíritu de la normativa pertinente ( (a) derechos humanos, (b) derecho humanitario y (c)derecho de los refugiados). Los agentes de desarrollo y humanitarios y los defensores de derechos humanos deberán realizar esas actividades en forma imparcial y no basándose en la raza, el origen étnico o nacional, la lengua, o el sexo (CICR, 1999).

Los profesionales de ayuda humanitaria y del desarrollo comparten un objetivo común: el empoderamiento de las mujeres, los hombres y los niños para disfrutar de sus derechos humanos básicos y la protección permanente de esos derechos.

El riesgo es la  combinación de la probabilidad de que se produzca un evento y sus consecuencias negativas (EIRD, 2009). Por lo tanto, las estrategias de desarrollo y las respuestas humanitarias necesitan incorporar medidas para reducir los principales riesgos para el cumplimiento de este objetivo, ya que  los impactos de los desastres continúan siendo un gran obstáculo para ello. Además, los innumerables desastres de pequeña escala no reportados ejercen una presión acumulativa sobre la salud, la vida y los medios de vida.

Los desastres se reconocen dentro del sector de ayuda humanitaria y del desarrollo como situaciones que provocan trastornos graves en la vida de una comunidad o sociedad, de los cuales la mayoría de las personas no pueden recuperarse sin la asistencia externa de terceros a menudo fuera de su comunidad o sociedad. Generalmente (a) implican la pérdida masiva de (i) vidas, (ii) infraestructura y otros activos y (b) afectan (i) el bienestar, (ii) la seguridad, (iii) la salud y (iv) los medios de vida de las personas. Algunos impactos son (1) inmediatos (una inundación o un terremoto) y otros (2) diferidos (una sequía) ya que son causados por la forma en que las personas reaccionan frente a la situación e intentan recuperarse de la misma.

Los desastres (a) no son interrupciones inevitables del desarrollo a los que se responde con la rápida distribución de ayuda de emergencia, (b) sino el resultado de riesgos no controlados dentro del proceso de desarrollo propiamente dicho. Estos riesgos no controlados se producen cuando ocurre una amenaza, como una plaga o una sequía, en la que (i) las personas, (ii) los bienes y (iii) los sistemas (1) se ven expuestos y (2) son vulnerables a sus efectos.

Una amenaza es un (1) fenómeno o acontecimiento (por ejemplo: inundación, ciclón, terremoto), (2) actividad humana (por ejemplo: conflicto civil), o (3) condición peligrosa que pueden ocasionar (a) la muerte, lesiones u otros impactos a la salud, al igual que (b) daños a la propiedad, (c) la pérdida de medios de vida y de servicios, (d) trastornos sociales y económicos, o (e) daños ambientales. Las amenazas pueden ser (i) individuales, (ii) combinadas o (iii) secuenciales en origen y efectos. Cada una de ellas se caracteriza por su ubicación, intensidad, frecuencia y probabilidad. Comprender la naturaleza y la probabilidad de tales peligros es de importancia crítica para la seguridad y protección de las personas y la comunidad (EIRD, 2009).

El riesgo de desastres supone la pérdida potencial – de vidas, de la salud, de los medios de vida, de los bienes y servicios – que podría sufrir una determinada comunidad o sociedad durante un determinado periodo debido al desastre. El riesgo de desastres puede reducirse considerablemente desde el lado del desarrollo y desde el lado de la acción humanitaria:

(A) Desde el desarrollo reforzando estrategias encaminadas a disminuir la vulnerabilidad y la exposición a las amenazas en el marco de acciones generales para abordar la pobreza, la desigualdad y la negación de los derechos fundamentales.

La vulnerabilidad son las características y las circunstancias de una comunidad, sistema o bien que los hacen susceptibles a los efectos dañinos del cambio climático y las amenazas. La vulnerabilidad puede ser determinada por la interacción entre (1) la exposición y (2) la sensibilidad a una serie de factores de gobernanza, sociales, económicos, políticos y ambientales interrelacionados (Oxfam GB, 2010).

Existen diversos aspectos de la vulnerabilidad que surgen de varios factores físicos, sociales, económicos y ambientales. Entre los ejemplos se incluyen (1) el diseño inadecuado y la construcción deficiente de los edificios, (2) la protección inadecuada de los bienes, (3) la falta de información y de concientización pública, (4) un reconocimiento oficial limitado (a) del riesgo y (b) de las medidas de preparación y (5) la desatención a una gestión ambiental sensata o prudente. La vulnerabilidad varía considerablemente dentro de una comunidad y en el transcurso del tiempo.

La exposición en general significa (a) estar físicamente en la zona afectada por el fenómeno climático, o (b) depender de bienes, sistemas, instituciones u otras personas que están en esa zona. Las medidas del grado de exposición pueden incluir (1) la cantidad de personas o (2) los tipos de bienes en una zona. Estos pueden combinarse con la vulnerabilidad específica de los elementos expuestos a una amenaza en particular con el fin de calcular los riesgos cuantitativos relacionados con esa amenaza en la zona bajo estudio (EIRD, 2009).

(B) Desde las operaciones de respuesta humanitaria a desastres y otras crisis se pueden diseñar e implementar de tal forma que se proteja el derecho a la vida de las personas afectadas y otros derechos básicos en el corto y mediano plazo.

 

El enfoque de reducción del riesgo de desastres se refiere a  esfuerzos sistemáticos dirigidos al análisis y a la gestión de los factores causales de los desastres, lo que incluye (1)  la reducción del grado de exposición a las amenazas, (2)  la disminución de la vulnerabilidad de la población y la propiedad, (3) una gestión sensata de los suelos y del medio ambiente y (4) la mejora de la preparación ante los eventos adversos (EIRD, 2009).

 

REFERENCIAS

ICRC (1999) ICRC Ecogia Protection Seminars (1996-2000). Geneva, Switzerland.

EIRD (2009) Terminology on Disaster Risk Reduction. Geneva, Switzerland. Disponible en línea en: www.unisdr.org/files/7817_UNISDRTerminologyEnglish.pdf

Marilise Turnbull, Charlotte L. Sterrett, Amy Hilleboe  (2013) Hacia la Resiliencia. Una Guía para la Reducción del Riesgo de Desastres y Adaptación al Cambio Climático.  Practical Action Publishing Ltd.

Oxfam GB (2010) Gender, Disaster Risk Reduction, and Climate Change Adaptation: A Learning Companion. Oxfam Disaster Risk Reduction and Climate Change Adaptation. Resources. Oxford, UK.

Los bucles de aprendizaje, la emergencia humanitaria, la resiliencia y el aprendizaje social


Los bucles de aprendizaje de Argyris & Schön se refieren a diferentes niveles de aprendizaje basado (1) en la experiencia, (2) en la dinámica del aprendizaje organizacional y (3) del cambio institucional.

Bucle simple del aprendizaje.  Actuando y cambiando nuestro comportamiento: ¿Cómo y qué aprender?

(1) consiste en cambiar lo que hacemos: podemos solucionar un problema haciendo algo diferente, sin necesidad de cuestionarnos ni cambiar lo que pensamos / creemos ni lo que somos. 

(2) se basa en preguntas sobre el ¿Cómo y qué aprender? e implica aprender sobre las reglas y regulaciones para conseguir los objetivos, respondiendo a preguntas como: ¿Cómo podemos tratar el problema con que nos planteamos? ¿Cómo podemos evitar los errores que hemos cometido?

(3) El bucle simple se centra en el análisis de problemas, fijándose en los parámetros definidos del programa para determinar cómo resolver el problema.

 

Bucle doble del aprendizaje. Replanteando y cambiando nuestra forma de pensar: ¿Por qué aprender?

(1) es el aprendizaje que se da no cuando hacemos algo diferente sino cuando tenemos que cambiar nuestra forma de pensar. Para solucionar el problema al que nos enfrentamos necesitamos cambiar alguna de nuestras creencias, presuposiciones, principios.

(2) se basa en preguntas sobre el ¿Por qué aprender?: así por ejemplo la cultura organizacional y la cultura de evaluación invitan al cuestionamiento de las prácticas, reglas, procedimientos y regulaciones;

(3) busca expandir el conocimiento colectivo, comprender y validar las asunciones y objetivos tras las rutinas, prácticas, teorías y políticas existentes;

(4) se centra en analizar el sistema entero, estudiando por qué el problema tiene lugar, para saber si la estructura necesita cambiar.

 

Bucle triple del aprendizaje. Transformando y cambiando nuestras percepciones:  ¿Para qué aprender?

(1) es el aprendizaje que se produce cuando cambiamos nuestras percepciones y, con ellas, nuestra concepción de nosotros mismos. Este es el aprendizaje transformativo que da origen a una nueva faceta de nosotros mismos porque eso es lo que necesitamos para solucionar el problema que tenemos planteado.

(2) articula el más profundo para qué, referido al “ser y al deber/querer ser”;

(3) se centra en los paradigmas subyacentes, las normas, los valores que enmarcan y legitiman los propósitos y objetivos del conocimiento, política, tecnología y práctica;

(4) es la reflexión en torno a los sistemas, teorías, hipótesis que crean el sistema:

(4.1) se centra en el cambio de paradigma y en las transiciones radicales;

(4.2) más que dar ideas de cómo y por qué aprender, la organización del aprendizaje explica el para qué, de forma que la cultura de la facilitación alentará procesos en los que el “qué, por qué, cuándo y cómo” se aprende, serán decididos por las poblaciones locales, recompensará estilos de facilitación interactiva, reflexiva y orientados al proceso;

(4.3) se trabaja en grupos y se enfatiza la habilidad de desarrollar acuerdos, desarrollar habilidades como la paciencia, negociación y resolución de conflictos y visión equilibrada de las situaciones;

(5) es revolucionario más que evolutivo e incremental, ya que afronta los conflictos cuando los principios subyacentes están en discusión;

(6) las organizaciones están orientadas a la participación y aprenden continuamente a hacer las cosas mejor, dando ideas al resto del personal y al resto de los actores.

 

Veamos un ejemplo con las diferentes soluciones que se pueden dar en un entorno de sequía recurrente a medios de vida agrarios :

Repartir año tras año pero de forma cada vez más eficiente semillas a hogares agrícolas que han perdido su cosecha debido a una sequía recurrente es hacer algo nuevo (más eficiencia debido a la mejora de la coordinación y las experiencias pasadas), sin cambiar la forma de pensar ni ser (“aprendizaje de bucle simple”). Pero no dejamos año tras año de dar soluciones sencillas a problemas muy complejos, focalizándose en paliar los efectos y no las causas (somos muy eficientes salvando hogares, pero no sostenibles)

Presentar y capacitar a los hogares acerca de encontrar formas alternativas de ingresos (que aumenten (1) su capital físico o económico, (2) su diversificación, (3) su calidad de producción, (4) su orientación a la demanda…) para reforzar su resiliencia es “aprendizaje de bucle doble”, puesto que hemos cambiado lo que pensamos, no sólo lo que hacemos. Estamos consiguiendo hogares más resilientes porque comprendemos mejor las causas de los problemas, pero seguimos focalizándose en los efectos y no tanto en las causas de la situación…(situamos la resiliencia al nivel de los hogares y a la vez que la eficiencia, buscamos la sostenibilidad)

Si en vez de soluciones tradicionales (incluso en lo referente a la diversificación de los hogares), cambiamos el paradigma con la intención de resolver las causas de la situación, al re-diseñar las políticas (1) relativas a la equidad, el género, la redistribución, la protección social y la gestión del territorio y de los recursos, (2) que se adaptan a los contextos particulares en función de la vulnerabilidad,  es “aprendizaje de bucle triple”, porque hemos cambiado no simplemente lo que hacemos (dar semillas), o lo que pensamos (si conectamos la diversificación de los ingresos con los intereses de los hogares, aumentando su resiliencia), sino que hemos cambiado lo que somos: en lugar de dar las mismas soluciones para todos, creamos políticas de cobertura global (aprendizaje de arriba abajo) pero que a su vez se adaptan (aprendizaje de abajo a arriba) a las necesidades locales, según sea necesario apoyar, asesorar, facilitar (situamos la resiliencia al nivel de las políticas, quizás no seamos tan eficientes, pero buscamos la sostenibilidad)

Y aquí tenemos la canción del momento, espero que os guste:

 

En Bale Zone (Región Oromia) en Ethiopia


Esta semana asisto a un taller de una de las iniciativas financiadas por el programa de la Unión Europea RESET II. Es el lanzamiento del cluster de Bale, un grupo de ONGD que trabajan de forma coordinada para aumentar la resiliencia en la zona de Bale. Aquí un poco más de información para curiosos.

Por eso hoy hicimos el viaje desde Addis a la ciudad de Goba en la zona de Bale. Por favor para despistados, no tiene nada que ver con la posición del delantero del Madrid. Por si acaso alguna aclaración gráfica:

Situación de Bale Zone en Ethiopia

Situación de Bale Zone en Ethiopia. Fuente Science pub

La ruta es increíble, preciosa. Al principio llanuras de tonos amarillos. Ahora en enero termina la cosecha del cereal y todavía se pueden ver los restos  (en Bale todavía hay zonas en las que no se ha hecho la recolección por ser zona más alta y fría). Es como si en España, donde la recolección del cereal es entre julio o agosto, se hiciera en septiembre.

Arsi/Bale region

Arsi/Bale region

Uno no se acaba de acostumbrar a poca distancia entre Addis a esos tukules a ambos lados de la carretera, con esas cercas vivas tan únicas. Y dejaremos para otra ocasión discutir sobre los retos a nivel de equidad, distribución de la riqueza, gestión del agua e igualdad de género que tiene este país. Como dato, Etiopía tiene el mismo régimen de lluvias muy localizadas en unos pocos meses y es por ello que ha sufrido y sufre los efectos de la sequía en una población (90 millones de habitantes) mayormente agrícola. En la última sequía en 2015 (El Niño) alrededor de 12 millones de habitantes necesitaron de ayuda de emergencia. Pero lo cierto es que Etiopía llueve más que en España que también tiene un régimen de lluvias localizadas…

 

Paisaje en Bale Zone

Paisaje en Bale Zone. Fuente en este repositorio

Este viaje me ha recordado a ese otro que hicimos hace más de cinco años.  En todo este tiempo he aprendido mucho sobre el papel y sobre Etiopía.

Llama la atención la escasez de árboles. Los árboles dan otros colores, dan frescor y dan música. Pero estos árboles hace mucho que desaparecieron. Solo al llegar a las montañas de Bale encontramos algunas aglomeraciones de árboles que pronto desaparecen en la planicie de Bale.

Hoy era domingo y por suerte no había mucho tráfico y pude disfrutar de las 7 horas en recorrer los 400 kilómetros en compañía de Desta el coordinador de FAO en la región de Oromia y del conductor Ayalew. Comemos en la zona de Arsi y una vez en el parque de Bale nos encontramos con Warthog (Phacochoerus africanus) a ambos lados.

watdog. Fuente

Wartthog. Fuente en  este repositorio

El trayecto pasamos por Assela, Sagure, Bekojo, Meraro, Asasa, Dodola, Adaba, Dinsho, Robe hasta llegar a Goba. Hablamos de todo: de Etiopía, de sus regiones, de su historia y costumbres…y también un poco de España, su agricultura  y de la Unión Europea y la Política Agrícola…hasta de por qué prefiero a Messi y no a Ronaldo si soy del Madrid…y esa es otra forma de cerrar el círulo, ya que empezamos con Bale ¿no?

Al llegar al hotel se celebraba una boda, danzas y trajes blancos con turbantes o coronas. Danzas con bastones, danzas entre amigos. Es increíble cómo tienen la familia, su cultura y tradición en el centro de su corazón.

Un marco conceptual en la coordinación para la resiliencia


Actualmente estoy trabajando para la FAO en Etiopía en asociación con la Cooperación de la Unión Europea. El proyecto pretende contribuir al refuerzo de la resiliencia de los hogares más vulnerables por medio del refuerzo de los mecanismos de coordinación a nivel sub-nacional. Ya explicaré en un futuro post la teoría del cambio del proyecto. En estos momentos estoy estableciendo un marco conceptual de trabajo en la coordinación para la resiliencia. Pero empecemos por lo concreto que es la resiliencia:

I. Resiliencia.

Fuente:

Fuente: Are Effectiveness and Sustainability Impossible Dreams?

No me quiero extender en este concepto, resiliencia, que está de moda y del que existen muchas definiciones (más de 40 surgieron en un congreso). Aconsejo optar por una definición cualquiera (casi todas contienen los elementos esenciales, diferenciándose en el punto de vista o sector desde el que se mira a la resiliencia) para centrar el marco de trabajo y evitar interminables horas de discusión en torno al concepto de resiliencia. De esta forma se acuerdan unos mínimos para un marco de trabajo. En un contexto de seguridad alimentaria, la resiliencia se define como “la capacidad de un hogar para mantenerse con cierto nivel de bienestar (es decir, tener seguridad alimentaria) resistiendo los choques y las tensiones”. Lo anterior depende de las opciones de medios de vida disponibles y de la capacidad de los hogares para gestionar los riesgos. Esta definición considera implícitamente ambas acciones (ex-ante) que reducen el riesgo de que los hogares vuelvan a la inseguridad alimentaria y las acciones (ex post) que ayudan a los hogares a hacer frente a la crisis que en última instancia se adapta a la unión entre respuesta, rehabilitación, recuperación y desarrollo (LRRD).

 

Fuente: Intervention Types

II. Coordinación.

Definición de coordinación: alineación, armonización, sinergias e integración de una gama de actividades de intervención de desarrollo y / o humanitarias para adaptarlas a las necesidades de los grupos más vulnerables, contribuyendo a aumentar su relevancia, eficacia, eficiencia, sostenibilidad e impacto.

Propósito de la coordinación es contribuir a prepararse, salvar vidas, aliviar el sufrimiento, soluciones sostenibles, abogar por los derechos de los afectados.

Objeto de la coordinación. ¿Qué se está coordinado?

  1. Coordinación Vertical (Nivel Nacional, Regional, Zonal y Local)
  2. Coordinación horizontal (Interna entre los actores de la agricultura, Externalización del alcance de la resiliencia a otros clusters a nivel federal, regional y zonal): Entre organizaciones, Entre funciones / sectores / clusters, Dentro de organizaciones y programas (proyectos)

Características de la coordinación:

1) Coordinación Estratégico / Operativa

Coordinación estratégica: Establecimiento de metas, Seguimiento, Negociación de acceso, Defensa de los principios humanos

Coordinación operativa: Evitar brechas y duplicaciones, Mejorar la eficiencia, Proporcionar servicios comunes a la comunidad H.

2) Niveles de coordinación de menos a más intensidad: i. El intercambio de información, ii. Programación coordinada (Tales como evaluaciones conjuntas, normas comunes, formación conjunta, asistencia integrada) iii Implementación coordinada

3) Coordinación Técnica / Administrativa

Fuente: Coordinating

– Coordinación Técnica

  • Para garantizar enfoques armonizados y una programación coherente,
  • Facilitar el intercambio de información, incluida la planificación conjunta y la evaluación, la investigación y la recopilación de las lecciones aprendidas y la aplicación de las mejores prácticas y recomendaciones
  • Facilitar el intercambio de experiencias y la documentación de buenas prácticas,
  • Identificar las preocupaciones comunes en todas las áreas operativas y desarrollar maneras conjuntas de abordarlas,
  • Promover la cohesión programática y tener una mejor idea de quién está haciendo qué y dónde (mapeo de la respuesta),
  • Fortalecer la recopilación de información sobre riesgos, los sistemas de alerta temprana y la planificación de contingencia,
  • Para fomentar la sostenibilidad

– Coordinación administrativa

  • Estructuras y procedimientos que se utilizan de forma conjunta, como la gobernanza de las alianzas,
  • Agrupación de recursos comunes (humanos y materiales),
  • Fortalecimiento de las relaciones de trabajo entre el Gobierno, las PD, las ONG / OSC y otros actores., EU, ECHO y agencias de la ONU
  • Financiación conjunta de foros / talleres de revisión y monitoreo, evaluación externa, investigaciones, costos de alojamiento y pagos de Subsidio Diario (ASD) para socios externos.
  • Otra coordinación Logística.

El trabajo de los coordinadores se divide en tres grandes categorías: Entender, influir y facilitar

(1) Entender: Datos clave sobre el número afectados y las tasas de mortalidad, Línea de base, amenazas, causas de muerte, acciones tomadas, percepciones de la comunidad, ¿Quién responde y qué están haciendo?

(2) Influir: Promover un entorno en el que pueda producirse la coordinación, Promover la rendición de cuentas, Promover buenas prácticas humanitarias / de desarrollo, Establecer el consentimiento o asegurar el espacio humanitario o LRRD

(3) Facilitar:

  1. Coordinación estratégica: Establecimiento de metas, Seguimiento, Negociación de acceso, Defensa de principios
  2. Coordinación operativa: Evitar brechas y duplicaciones, Mejorar la eficiencia, Proporcionar servicios comunes

-Los miembros de los espacios de coordinación se  coordinan a través de:

  • Análisis conjunto de la situación, diseño y planificación de proyectos a diversos niveles,
  • Armonización de la implementación (geográfica y temporal) y enfoques, buscando una clara división del trabajo.
  • Seguimiento y evaluación conjunta (respecto a un marco de seguimiento y evaluación acordado incluyendo el compromiso conjunto),
  • Foros / reuniones regulares de coordinación de clusters (intercambio de información, identificación de prioridades y toma de decisiones conjuntas)
  • Presentación de informes (Disposición interna de los miembros del grupo en la organización de los informes y la comunicación sobre cuestiones relacionadas con la ejecución del proyecto)
  • Coordinación externa referida a los mecanismos existentes de coordinación del Gobierno a diversos niveles y coordinación con los no socios que operan en el área,
  • Alineación y armonización con los programas emblemáticos del Gobierno,
  • Intercambio informal de información,
  • Foros de intercambio de experiencias y documentación de las mejores prácticas.

Fuente: Emergency Information Interoperability Frameworks

Ejemplos de herramientas de coordinación:

1.Existen herramientas para mejorar la comunicación, planificación, seguimiento y evaluación y la gestión del conocimiento: plantillas / estándares / directrices (tiempo, tipo de información (formato, cantidad, calidad) e indicadores): necesidades y demandas de información desde y para la coordinación

2.Herramientas de coordinación: ToR, Hoja de Ruta, Plan Operativo y Monitoreo, Coordinación Indicadores clave de desempeño, Plan de Respuesta, Agenda y Acta con Puntos de Acción, Seguimiento de los Puntos de Acción, Plantillas semanales Bi, Autoevaluaciones regulares

Fuente: Coordinating the Provision of Health Services in Humanitarian Crises: a Systematic Review of Suggested Models

En la siguiente realizo (1) un análisis y comparación entre la coordinación para la respuesta humanitaria y la coordinación para el desarrollo, y (2) una propuesta de un marco de coordinación para la transición entre la emergencia y el desarrollo (coordinación para la resiliencia)

 Cultura de coordinación Humanitaria (Respuesta / Emergencia) Desarrollista (Desarrollo) Hacia la Resiliencia (permite la transición emergencia desarrollo)
Marco temporal Muy corto plazo y rápida ejecución Medio y largo plazo. El marco temporal no suele ser el mayor condicionante Continuo integrando la gestión de riesgos de desastres (mitigación, preparación, respuesta, rehabilitación, recuperación y desarrollo)

Desde el muy corto al largo plazo

Complejidad de los problemas tratados Alta. Enfoque pragmático de focalizarse en los solucionar los efectos Muy alta. Se trata de analizar la causas raíces de los problemas Muy alta. De los efectos a las causas de los problemas
Tipo de soluciones Complicadas (alto componente técnico) Complejas (alto componente político) Complicadas (técnicas) y Complejas (políticas)
Tipo de respuesta Técnica (Principio de armonización prima (eficiencia): menor necesidad de implicación al marco institucional local) Técnica y política (Principios de apropiación/alineamiento priman: el marco institucional local quía el desarrollo) Técnica y política: Armonización, apropiación y alineamiento.

Necesidad de capacidades institucionales locales

Actores implicados Técnicos Técnicos y políticos Técnicos y políticos
Enfoque de trabajo De los efectos de los problemas a las soluciones estándares y clásicas

No suele involucrar a los beneficiarios y suele crear dependencia dependency

De los problemas a las diversas y alternativas soluciones Suele involucrar a los beneficiarios y crea interdependencia De los efectos de los problemas a las soluciones innovativas

Diversos grados de involucrar a los beneficiarios evitando dependencia

Nivel de innovación Poco tiempo para la innovación mientras se salvan vidas y alta aversión al riesgo Alto tiempo para la innovación y probar enfoques que marquen la diferencia Alta capacidad de aplicar innovaciones basadas en alto nivel de gestión del conocimiento
Decisiones basadas en qué tipo de evidencias en el espacio de coordinación Estrecho margen para la decision técnica

Rápido y sucio suficientemente Buena información (cualitativa)

Amplio margen de decisión política

Crecientes demandas de evidencias rigurosas (cuantitativa)

Alta capacidad de tomar decisions basadas en evidencias (cualitativa y cuantitativa)
Frecuencia de la coordinación Regular / Muy frecuente Irregular / No frecuente o had hoc Flexible y adaptada a la necesidad
Nivel de rendición de cuentas en el espacio de coordinación Alto ya que se sitúa en un marco armonizado internacional Depende del contexto de rendición de cuentas local Alto, rendición de cuentas a las poblaciones afectadas
Enfoque de coordinación Inter cluster (sectorial) de arriba abajo

Centralizado (enfocado a priorizar necesidades y gaps)

Territorial de abajo a arriba

Descentralizado (enfocado a cubrir el mayor territorio posible o a pilotar y replicar)

Sectorial y territorial de arriba abajo y de abajo a arriba (priorizando pero con cobertura total)

Fuente: Elaboración propia

Dejo para otra ocasión la explicación de los clusters de IASC:

Fuente: International Humanitarian Arquitecture