¿Es posible que una organización aprenda?

Nick Milton señala que hay una escuela para la que el aprendizaje es un atributo humano, que solo los humanos pueden aprender. Después de todo, el aprendizaje requiere una memoria en la que se pueden almacenar nuevos conocimientos. Los humanos tenemos memoria, pero ¿las organizaciones?

Se podría argumentar que las organizaciones tienen dos memorias: una es la memoria colectiva de los individuos de la organización, a menudo reforzada a través de historias y “experiencias compartidas”.

La segunda memoria se lleva a cabo en “la forma en que trabajamos”: los procesos, procedimientos, doctrinas, estructuras, normas, comportamientos, organigramas y las historias que se cuentan: “nuestro proceso estándar está compuesto por todas las lecciones que hemos aprendido a lo largo de los años”.

La memoria colectiva de los individuos de la organización, viene y se va con las personas, y el efecto de esto se puede observar en los ciclos de desaprendizaje que se observan en algunas organizaciones, donde los mismos errores se repiten en un ciclo de 5 a 10 años a medida que el personal más viejo se retira. La segunda memoria (“la forma en que trabajamos”) es potencialmente a más largo plazo, y sobrevive al cambio de personal, pero también es más lenta de construir y más lenta para responder a los eventos.

Sin embargo, esta memoria más lenta y profunda es donde puede tener lugar el verdadero aprendizaje organizacional. Una organización, a través de la activación de actividades de aprendizaje y ciclos de aprendizaje, puede cambiar de manera constante, pero segura, la forma en que opera, en respuesta a los eventos y a las nuevas experiencias.

Nick Milton indica que las organizaciones pueden modificar su comportamiento como resultado de la experiencia, y eso, seguramente, es una forma de aprendizaje. Tal vez sea un aprendizaje más mecanicista que intuitivo, tal vez no aprenden tan rápido o tan bien como lo hace un ser humano, tal vez aprenden más como la forma en que un perro aprende.

Las organizaciones pueden aprender si desarrollan una estructura para el aprendizaje. La pregunta más importante es ¿por qué no aprenden mejor, y más a menudo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.