¿En qué estamos fallando (más): en la oferta o en la demanda evaluativa? (I)


De acuerdo, la respuesta irá por barrios y una respuesta facilona será “estamos fallando en ambas, oferta y demanda evaluativa”. Clarifiquemos: aquí entiendo “demanda evaluativa” (la demanda de evaluaciones) y “oferta evaluativa” (l@s evaluador@s disponibles para esas evaluaciones).

Pero como cuando todo es relevante o pertinente, corremos el peligro de la irrelevancia y, por ende, la impertinencia (porque no logramos priorizar), aquí voy a pediros por favor hay que “mojarse” (no es momento de nadar y guardar la ropa). Y el primero en mojarme seré yo, y lo hago desde mi visión (fruto de mi formación y experiencia):

Está claro que un sistema o “mercado” de evaluación necesita de un cierto ajuste de demanda y de oferta evaluativa. En mi opinión estos últimos años se está desarrollando una mejora sustancial de la oferta: (1) métodos sofisticados para evaluar procesos complejos, (2) métodos rigurosos para evaluar el impacto, (3) una multiplicidad de webinars/cursos/formaciones y (4) diversidad de métodos y estándares que hacen difícil una especialización total, sino más bien sectorial y fragmentada…) Sigue leyendo