El Impacto Colectivo

El Impacto Colectivo es el compromiso de un grupo de actores de diferentes sectores con una agenda común para resolver un problema social específico, utilizando una forma estructurada de colaboración. El concepto de impacto colectivo se articuló por primera vez en el artículo de Stanford Social Innovation Review 2011 Collective Impact,  escrito por John Kania, director ejecutivo de FSG, y Mark Kramer, Kennedy School en Harvard y cofundador de FSG. El impacto colectivo fue elegido como la palabra de moda filantrópica # 2 para 2011,  y ha sido reconocido por el Consejo de Soluciones Comunitarias de la Casa Blanca como un marco importante para el progreso en asuntos sociales.

El concepto de impacto colectivo se basa en la idea de que para que las organizaciones creen soluciones duraderas a los problemas sociales a gran escala, deben (1) coordinar sus esfuerzos y (2) trabajar juntos en torno a un objetivo claramente definido.  El enfoque del impacto colectivo (a) se contrapone al “impacto aislado”, donde las organizaciones trabajan principalmente solas para resolver problemas sociales  y (b) se basa en trabajos anteriores sobre liderazgo colaborativo, centrados en objetivos colectivos, asociaciones estratégicas, acciones colectivas e independientes alineadas con esos objetivos, responsabilidad compartida y una columna vertebral con  “preocupación institucional”. El impacto colectivo sostiene que las organizaciones deben formar coaliciones intersectoriales para lograr un progreso significativo y sostenible en cuestiones sociales.

Cinco condiciones

Las iniciativas deben cumplir con cinco criterios de los procesos para ser considerados “impacto colectivo”:

Agenda común: todas las organizaciones participantes (agencias gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro, miembros de la comunidad, etc.) tienen una visión compartida para el cambio social que incluye una comprensión común del problema y un enfoque conjunto para resolver el problema a través de acciones acordadas.

Sistema de medición compartido: Acuerdo sobre las formas en que se medirá e informará el éxito con una breve lista de indicadores clave en todas las organizaciones participantes.

Actividades de refuerzo mutuo: Compromiso de un conjunto diverso de partes interesadas, generalmente de todos los sectores, que coordina un conjunto de actividades diferenciadas a través de un plan de acción que se refuerza mutuamente.

Comunicación continua: comunicaciones frecuentes durante un largo período de tiempo entre los actores clave dentro de las organizaciones y entre ellas, para generar confianza e informar el aprendizaje continuo y la adaptación de la estrategia.

Columna vertebral u organización troncal : Apoyo continuo proporcionado por un equipo independiente dedicado a reforzar un determinado impacto colectivo. Esta organización troncal tiende a jugar seis roles para hacer avanzar en esa dirección: (1) Lineamientos para la Visión y Estrategia; (2) Apoyo al alineamiento de acciones; (3) Establecer prácticas conjuntas de medición; (4) Reforzar “voluntad” y compromiso políticos; (5) Influencia  Política; y (6)Movilizar recursos financieros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s