Impacto de COVID-19 en las evaluaciones de acción humanitaria

Cuando se cumple un año ya del comienzo, y siguiendo con nuestra serie sobre “evaluación y COVID” o “COVID19” interesante este borrador sobre “Prácticas en evolución en la evaluación de la acción humanitaria: desafíos pasados, presentes y futuros” de Scott Chaplowe, Ann Marie Castleman y Minji Cho

COVID-19 ha exacerbado las necesidades humanitarias en todo el mundo. A medida que las agencias humanitarias adaptan su programación para satisfacer estas necesidades emergentes, los enfoques de evaluación también deben adaptarse y evolucionar. , Ha habido una serie de publicaciones, orientaciones, declaraciones y protocolos relacionados con la evaluación en respuesta al COVID-19 (por ejemplo, ALNAP, 2020; Evaluation in Crisis, 2020; Patton, 2020; PNUD, 2020; UNFPA, 2020). A continuación se resumen algunas de las consideraciones clave para la Evaluación de la Acción Humanitaria (EAH) relacionadas con COVID-19 identificadas por organizaciones humanitarias:

1 No hacer daño. La crisis ha subrayado este principio en términos de los riesgos de salud y seguridad de la interacción cara a cara durante la recopilación de datos y de sobrecargar a las partes interesadas cuyos recursos y capacidades ya pueden verse afectados por la pandemia de COVID-19.

2 Análisis de evaluabilidad. Existe una mayor necesidad de análisis de contexto / riesgo para evaluar en qué medida se puede evaluar una intervención de manera confiable y creíble durante la crisis del COVID-19 (IED-OIOS, 2020; IEO / PNUD y OECD / DAC, 2020; PNUD, 2020; PMA, 2020; UNICEF, 2020)

3 Aplazamiento de la evaluación. El aplazamiento es una opción viable si los resultados de la evaluación seguirán siendo útiles para la toma de decisiones en un momento posterior, aunque se debe tener cuidado de evitar una acumulación de evaluaciones que resultará imposible de realizar (PNUD, 2020; PMA, 2020). .

4 Adaptar el diseño y los métodos de evaluación. Los enfoques metodológicos de EAH se han visto enormemente afectados por COVID-19 debido a los riesgos de transmitir el virus a través de la interacción cara a cara y la movilidad general. Las adaptaciones importantes para el diseño y los métodos de evaluación incluyen:

I. Incrementar el uso de datos secundarios. El uso de datos existentes (asegurando que sean relevantes y confiables) es un enfoque para satisfacer las necesidades de evaluación dadas las dificultades para acceder a las personas.

ii. Recolección de datos a distancia. Esto incluye una variedad de plataformas y herramientas para recopilar datos de personas sin interacción directa, como el uso de teléfonos, teléfonos móviles con acceso a Internet, computadoras e imágenes satelitales.

iii. Recopilación de datos de terceros. Se pueden utilizar organizaciones de terceros confiables, consultores nacionales o grupos comunitarios para recopilar datos en el campo cuando se puede garantizar el principio de No Hacer Daño, lo que evita el riesgo adicional de transportar evaluadores desde un lugar distante.

iv. Reducir el alcance o el rigor de la evaluación. Dadas las limitaciones de recursos y capacidad para la evaluación en el contexto de COVID-19, puede ser aconsejable reducir el alcance geográfico, temporal o temático de una evaluación utilizando tamaños de muestra más pequeños, empleando un muestreo intencionado o reduciendo el número de preguntas de evaluación respondidas.

v. Utilizar una evaluación conjunta o colaborativa. La consolidación de los esfuerzos de recopilación de datos entre varias organizaciones reduce los riesgos para la salud asociados con COVID-19 y la carga sobre las partes interesadas que ya se ven afectadas por la pandemia. También apoya una respuesta humanitaria más coherente, basada en principios, eficaz y rentable.

vi. Utilizar autoevaluaciones o revisiones. En lugar de encargar a evaluadores externos que realicen una evaluación, la autoevaluación del programa de ejecución o del equipo del proyecto es otro enfoque que minimiza la interacción cara a cara.

5 Cancelación de la evaluación. En algunos casos, cancelar la evaluación puede ser la opción más recomendable dadas las circunstancias (UNFPA, 2020; WFP, 2020).

Bibliografía

La bibliografía de este artículo está disponible en línea en la Biblioteca de Aprendizaje y Desempeño de Evaluación Humanitaria (HELP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .