Evaluación y Psicología social: una introducción

Crédito: en este enlace

El comportamiento de las personas está determinado por (1) el establecimiento o fijación de metas, (2) la motivación que sienten asociada con el logro de esas metas, (3) su/la evaluación de los esfuerzos hacia las metas y (4) la satisfacción o insatisfacción resultante y (5) su percepción de las recompensas sociales asociadas con los logros .  El comportamiento humano tiene tres determinantes principales: (a) personal, (b) interpersonal y (c) ambiental. Y tres limitaciones principales: (a) tiempo, (b) recursos y (c) movilidad. Por lo tanto, si queremos persuadir a la gente hacia la modificación de su comportamiento, entonces tenemos que tener en cuenta los elementos clave de la psicología social. Una  referencia de la intersección entre psicología social y evaluación la encontramos en la publicación: “Psicología Social y Evaluación” de Donaldson, Campbell, B., & Mark, MM (2011). El cambio de comportamiento no  es fácil, pero es posible sobre todo alentando la motivación para pensar y compartir información. Como evaluadores, encontraremos dificultades y conflictos, pero  si hay voluntad hay un camino hacia el cambio.

La evaluación es llevada a cabo por personas para mejorar la vida de las personas, de manera que la consideración del comportamiento humano y social es un elemento clave. Tomar en cuenta los conceptos de Psicología Social puede ayudar a entender la personalidad, actitud, aptitud, motivaciones y comportamiento de individuos o grupos sociales, en el contexto de las interacciones sociales. Lo anterior puede preparar los resultados y las recomendaciones de las evaluaciones para optimizar ese cambio.

Dado que las personas determinan su autodesarrollo, por lo tanto, si una Evaluación tiene el objetivo de cambiar un programa, una política u organización, entonces debe comenzar identificando quiénes son las personas con mayor influencia y eficacia, con capacidad de ver los retos como oportunidades superables a través del desarrollo de competencias y esfuerzos continuos. Esas personas tendrán más probabilidades de aceptar recomendaciones y, en consecuencia, de motivar a otras personas gracias a su auto-evaluación y seguimiento.

Referencia:

Donaldson, S. I., & Campbell, B., & Mark, M. M. (2011). Social Psychology and Evaluation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s