El Rol de la Cooperación Española en esta pandemia: también con/en otros países más vulnerables


Acabo de recibir por whatsapp un video que cuestiona unas declaraciones de la  Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación Arantxa González Laya, donde la Ministra explica que “estamos trabajando para apoyar los esfuerzos de ayuda humanitaria a aquellos países y aquellos ciudadanos que son más frágiles y que también necesitan nuestro apoyo”

Fue en una comparecencia desde La Moncloa, el 25 de marzo (se puede ver también abajo), dos días antes al Consejo Europeo enfocado sobre el Coronavirus, para informar sobre la labor del Ministerio en la actual crisis sanitaria global provocada por la pandemia.

En el vídeo que he recibido por whatsapp (que retoca en tono de mofa  y empezando en el minuto 18:08 en el vídeo que comparto abajo ) se critica cómo España puede querer ayudar a otros países, con la situación tan precaria en la que estamos ahora (muert@s, infectad@s, servicios médicos desbordados, falta de material sanitario,…)

Mi respuesta a este mensaje: La ayuda que va a dar España no creo que sea comparable a la que España va a recibir de la Unión Europea, pero ¿cómo podemos quejarnos de la insolidaridad de países del norte de Europa respecto a Italia y España, si no somos capaces de empatizar y ser conscientes de otras realidades, otras realidades más vulnerables que las nuestras? ¿Podemos imaginar lo que puede hacer el COVID19 en países sin sistemas de salud o con sistemas muy frágiles? Sigue leyendo

Respuesta conducida por las personas: poder y participación en la acción humanitaria


El reciente documento “People-Driven Response: Power and Participation in Humanitarian Action” recuerda la idea de que (1) la respuesta humanitaria debería centrarse en las personas a las que sirve, en lugar de las agencias de desarrollo que las financian, ha sido codificada repetidamente en compromisos humanitarios desde principios de la década de 1990. Sin embargo, (2) el sistema humanitario convencional ha tenido dificultades para traducir estos compromisos en práctica: (3) los esfuerzos de reforma correspondientes no han logrado ampliar sistemáticamente la rendición de cuentas/responsabilidad hacia y la participación de los receptores de ayuda en los esfuerzos de respuesta humanitaria. Sigue leyendo