Pruebas causales en el Rastreo de Procesos


El rastreo de procesos se puede utilizar tanto para (1) analizar si los resultados son consistentes con la teoría del programa (teoría del cambio) como para (2) analizar si se pueden descartar explicaciones alternativas. El rastreo de procesos implica cuatro tipos de pruebas causales:

1• ‘paja en el viento’, que respalda una explicación sin descartarla definitivamente dentro o fuera,

2• ‘aro’, falló cuando el examen de un caso, nos muestra la presencia de una condición causal necesaria, cuando el resultado de interés no está presente. Las condiciones comunes del aro son más persuasivas que las poco comunes.

3• ‘pistola humeante’, aprobada cuando el examen de un caso, nos muestra la presencia de una condición causal suficiente. Las condiciones poco comunes de “pistola humeante” son más persuasivas que las comunes

4• “doblemente definitivo” aprobado cuando el examen de un caso muestra que una condición es tanto necesaria como suficiente para la explicación. Este tipo de pruebas tienden a ser raros.

Sigue leyendo

El reatreo de procesos (Process tracing)


El rastreo de procesos es un enfoque basado en casos para la inferencia causal que se centra en el uso de pistas dentro de un caso (observaciones de procesos causales, CPO) para juzgar entre posibles explicaciones alternativas.
RP se basa en la creencia de que todos los procesos, si se identifican y especifican correctamente, dejan un rastro que se puede observar y, por lo tanto, aumentan la confianza en la existencia del proceso que se analiza. [1] La solidez de la afirmación causal o contributiva, y sus componentes, depende de la solidez de la evidencia. Las historias anecdóticas de personas involucradas en tales procesos son una fuente de información; sin embargo, los documentos y las pruebas escritas de los procesos tienden a tener mayor peso inferencial.


			

Errores comunes con grupos focales


Los errores al hacer grupos focales son comunes, comenzando con su uso para fines de investigación o evaluación inapropiados.

Los grupos focales son los más adecuados para la exploración y la comprensión en profundidad, pero nunca para tomar decisiones finales.

Los grupos focales son más que meras discusiones. Necesitan mucha planificación si desea obtener información útil de ellos.

A continuación se presentan algunos de los errores más comunes, en diseño, ejecución y análisis, que deberíamos evitar al hacer grupos focales: Sigue leyendo

Grupos de Discusión y Grupos Focales


En las últimas décadas se ha venido consolidando en la llamada “sociología cualitativa” el uso de técnicas grupales de producción discursiva. Ahora bien, bajo una aparente homogeneidad se han desarrollado formas muy diversas de diseñar y realizar las dinámicas grupales. Dos de las más utilizadas y más desarrolladas metodológicamente: el focus group y el grupo de discusión. Si bien encontramos múltiples similitudes, también presentan importantes diferencias. (1) En concreto, el focus group responde más a un modelo de entrevista en grupo, mientras que el grupo de discusión plantea una conversación como medio de alcanzar un discurso grupal, esto es, de producir colectivamente un discurso. Estas diferencias se refieren principalmente (2) al modo como se dirige o modera la dinámica por el investigador o evaluador, propiciando en mayor o menor medida el intercambio entre los participantes. Sigue leyendo