Errores comunes con grupos focales


Los errores al hacer grupos focales son comunes, comenzando con su uso para fines de investigación o evaluación inapropiados.

Los grupos focales son los más adecuados para la exploración y la comprensión en profundidad, pero nunca para tomar decisiones finales.

Los grupos focales son más que meras discusiones. Necesitan mucha planificación si desea obtener información útil de ellos.

A continuación se presentan algunos de los errores más comunes, en diseño, ejecución y análisis, que deberíamos evitar al hacer grupos focales: Sigue leyendo

La asertividad y la escucha activa no son conceptos contrapuestos


La comunicación es un proceso de interacción en el que se produce un intercambio de sentimientos, información, ideas, emociones, conocimiento y todo lo que conlleva la trasmisión de un mensaje que necesita ser retroalimentado. La mayor dificultad de la comunicación es pensar que es fácil. Comprender los procesos de comunicación implica ser mucho más minucioso y elaborado que solo articular los mensajes. La comunicación eficaz es aquella que establece una conexión de doble vía, la cual siempre tendrá una conducta de reciprocidad y respeto para con los demás.

La asertividad y la escucha activa no son conceptos contrapuestos. Debemos ser asertivos mientras practicamos la escucha activa y, por otra parte, una asertividad basada en la escucha activa suele ser más eficaz. Cuando nos encontremos ante afirmaciones, ataques o peticiones que no podamos hacer frente, debemos comunicárlo claramente, honestamente y con el máximo respeto.

Tanto la escucha activa, como la comunicación asertiva requieren de actitud, tolerancia y comprensión. No se trata solamente de hablar sino incluso de sacrificar las palabras para comprender el ímpetu emocional de otras personas e interpretar el mejor momento para expresarnos. Necesitamos leer a los demás para saber cómo podemos sumar en vez de restar. Sigue leyendo

Asertividad: Cambiando nuestra forma de pensar


Continuando con el post anterior La asertividad, clave para nuestra comunicación, exploramos ahora (1) comportamientos, (2) conductas o (3) acciones objetivas orientadas a la asertividad.

Pero mejorar la capacidad asertiva requiere cambiar primero la forma de pensar. Necesitamos deshacernos de las limitaciones que en forma de creencias incorrectas o distorsionadas nos impiden ser asertivos. Así algunas sugerencias para que nuestra forma de pensar ayude a aumentar nuestra capacidad asertiva, en lugar de limitarla: límites claros, asunción de responsabilidades, comunicación, responsabilidad propia.

1. Establece límites claros.

Los límites son las reglas que cada cual se crea para sí mismo, y que guía y dirige a los demás en cuanto a lo que es un comportamiento permitido a su alrededor. Las personas pasivas normalmente no tienen esos límites y permiten que otros invadan su espacio y sus propios derechos.

Hay una serie de límites que no son negociables. Si aún no conocemos o no explicitamos cuáles son nuestros límites innegociables, tomemos un tiempo para averiguarlos. Una vez hecho, debes establecer un compromiso firme y permanente con ellos.

2. Asume la responsabilidad de tus propios problemas.

La persona asertiva entiende que sus problemas son su propia responsabilidad. (1) Si vemos algo que necesita cambiar en nuestra vida, tomemos medidas al respecto. (2) Si no estamos contentos con algo en nuestra vida, empecemos a cambiar las cosas ahora. Sigue leyendo

La asertividad, clave para nuestra comunicación


La asertividad es la capacidad de expresar las opiniones, los sentimientos, las actitudes y los deseos, y reclamar los propios derechos, en el momento adecuado, sin ansiedad excesiva, y de una manera que no afecte a los derechos de los demás. La asertividad se relaciona con una interlocución saludable y una personalidad con buena autoestima.

Las personas asertivas (1) dicen lo que piensan, son capaces de dar a conocer sus sentimientos y pensamientos de manera clara, sin temores ni presiones, (2) solicitan los recursos que necesitan, (3) manifiestan sus deseos y sentimientos, (4) no agreden ni dejan que las agredan o manipulen, (5) tampoco permiten que tomen decisiones ajenas a su voluntad, (6)  saben transmitir confianza y puede ser sincera sin agredir a su interlocutor.

Pero si nos encontramos sin suficientemente asertividad, es una cuestión de esfuerzo: podemos aumentar nuestra asertividad, pedir lo que necesitamos y conseguir lo que queremos, sin dejar de ser nosotr@ mism@s. Sigue leyendo

El Diálogo, como entendimiento mutuo, base de la Gestión del Conocimiento III (final)


Seguimos con el Diálogo, como entendimiento mutuo, base de la Gestión del ConocimientoCasi todos los procesos efectivos de Gestión del Conocimiento se basan en el diálogo: Revision despues de la Accion,  Asistencia entre companeros, Transferencias de Conocimiento, Retrospectivas, Recolección de entrevistas, Historias de Aprendizaje, Intercambio de Conocimiento: todo se basa en el diálogo. Todos estos procesos se facilitan, y parte del rol del facilitador es asegurar el diálogo en lugar del argumento o el monólogo.

Algunos de los elementos del diálogo se pueden hacer de forma remota a través de las herramientas de la Web 2.0, aunque esto debe hacerse deliberadamente. No podemos asumir que el diálogo “simplemente sucede” en las redes sociales, como tampoco podemos asumir que una conversación será un diálogo. Sigue leyendo