Poder y producción conjunta de conocimiento transformativo

 

Muy interesante post (3 de abril de 2018), Cómo se produce conjuntamente el conocimiento transformativo, de Adrian ElyAndy Stirling y Fiona Marshall, todos de la Science Policy Research Unit (SPRU) de la Universidad de Sussex.

Como implicaciones prácticas o frecen tres mensajes básicos:

1) Las relaciones son importantes

Primero, el conocimiento no es “enchufar y listo”. Las relaciones importan. Esto se deriva de la comprensión de la “coproducción” en su sentido más profundo (constructivista), que reconoce cómo el conocimiento está siempre determinado por las relaciones sociales que influyen en su producción, lo que a su vez ayuda a reconfigurar el conocimiento.

2) El poder moldea la producción de conocimiento

En segundo lugar, está la importancia crucial del poder en el conocimiento. En toda la retorica sobre ‘política basada en evidencia’ es fácil pensar que el principal desafío es simplemente ‘proporcionarle la verdad al poder‘. Pero producir conocimiento efectivo para una transformación progresiva también es crucial para ‘decir la verdad sobre el poder‘. Esto reconoce las muchas formas en que el poder, en el proceso de producir conocimiento, puede imprimir sobre el conocimiento que se produce.

3) La coproducción genera un conocimiento lento

La tercera lección clave que surge  es que la coproducción, en su sentido más profundo, es “conocimiento lento”. Existe la necesidad y la responsabilidad de resistir las presiones de la academia moderna y la formulación de políticas: (1) soluciones rápidas, (2) soluciones ordenadas, (3) calendarios disciplinados, (4) breves períodos de atención, (5) procesos de marca y (6) la asignación de créditos para los resultados de la investigación. La coproducción en el sentido profundo necesario no se trata solo de proyectos, ejercicios o herramientas únicas. Se trata de la formación a largo plazo de relaciones de alta calidad que abarcan diferentes divisiones sociales. La historia importa

Política y producción conjunta de conocimiento

Cuando se dice que el conocimiento es político, esto a menudo significa que la gente usa el conocimiento -desde documentos científicos hasta la experiencia práctica cotidiana- de maneras que están (o deberían estar) sujetas a debate, negociación y otros procesos políticos.

Pero mirar la coproducción de esta manera muestra que la política no solo comienza cuando se entrega el conocimiento. La creación del conocimiento en sí es política. Y los diferentes significados y lecciones en torno al lenguaje omnipresente de la coproducción, muestran que estas políticas vienen en diferentes formas y sabores. Cada significado diferente tiene diferentes fortalezas y debilidades y lecciones complementarias.

Una consecuencia práctica de esto es que los diferentes conocimientos, los tipos necesarios de conocimiento para la transformación real progresiva, no pueden simplemente agregarse en un solo proceso, definido por métodos y herramientas cuidadosamente codificados (a menudo de marca).

En cambio, en la coproducción de conocimiento para la transformación progresiva se trata de formar tipos particulares de relaciones sociales. Y cuanto más iguales son estas relaciones, menos vulnerable se vuelve el conocimiento a los efectos potencialmente negativos del poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s