¿Por qué nuestros gobiernos no aprenden?

Nick Miton nos desarrolba ¿Por qué nuestros gobiernos no aprenden?: Por tanto, ¿por qué el gobierno tiene tantos problemas, desperdiciando grandes sumas de dinero y creando planes masivos que nunca funcionan? Los autores concluyen que la mayoría de las causas son problemas estructurales y sistémicos.

• Las personas que hacen la política están desconectadas culturalmente de las personas que se verán afectadas. La idea de un impuesto per cápita puede tener mucho sentido para un ministro de gobierno, pero no tener ningún sentido para un residente de bajos ingresos en viviendas de alquiler. Esto se ve agravado por la falta de pilotaje de muchos de estos esquemas.

• El fenómeno generalizado del pensamiento grupal o “burbujas de información” significa que los ministros que toman decisiones habitan en una burbuja y reciben información y conocimiento solo de algunas fuentes afines.

“Prejuicio intelectual”: los supuestos no cuestionados de que algunas soluciones son mejores que otras

“Desconexión operativa”, donde las personas que toman decisiones sobre políticas se desconectan de las personas que tienen que ponerlas en funcionamiento.

• La presión a corto plazo de los medios para que se “vea que está haciendo algo”

Silos gubernamentales, con solo un grupo central limitado para reconciliarlos y coordinarlos.

• Movimiento rápido de ministros de un trabajo a otro, dándoles poco tiempo para comprender completamente las complejidades de su departamento

• El deseo de los nuevos ministros de ser vistos como activos: tomar decisiones, introducir nuevos esquemas.

• Una falta de responsabilidad para los ministros. Pocos de los principales errores mencionados dan como resultado que el ministro responsable renunciara o perdiera su trabajo. Los errores del ministro, por graves que sean, casi nunca los alcanzan.

• Las “asimetrías de experiencia”. En otras palabras, los ministros no son gerentes de proyectos ni expertos en TI, y no pueden actuar como “clientes inteligentes”. En su lugar, dependen del apoyo legal y de consultores externos, lo que puede generar conflictos de intereses, así como un aumento de las etiquetas de precios. Según la Oficina Nacional de Auditoría (NAO, por sus siglas en inglés), las mayores brechas de conocimiento gubernamentales se encuentran en la gestión de contratos, la contratación y gestión de asesores y consultores, la identificación y gestión de riesgos y la visión para los negocios. La NAO también reconoció una “capacidad limitada para incorporar habilidades y experiencia” (vinculada al rápido movimiento mencionado anteriormente).

• Un desequilibrio de la toma de decisiones sobre la deliberación (de hacer, en lugar de pensar y aprender).

Lo intenté por tercera vez
Me enfundé en mi traje beige
Miré hacia el suelo y me santigüé
Te encontré entre los escombros
Y aún quedaba un muro en pie
Te vi apoyada en él y creo que, eh, eh
Lo hacías para no perder la fe
El cristo en la pared se encogió de hombros
Y tú con tu voz
Esa voz y tu pálida piel
Con el brillo en tu pelo del trigo
Con ese otro brillo que imagino tras tu abrigo
Pasaste estos últimos inviernos
Al calor de un infierno construido en el amor
Para acabar en demolición
Me dices: “Ahora ya estás advertido”
“No te fíes de un animal herido”
Y ¿qué te iba diciendo yo?
Me he perdido
Lo intenté siete veces más
Quería ver lo que hay detrás
De tu imperturbabilidad
Y abrir tu puerta de cuarenta y tres candados
Te adiviné en tu balcón
Silbando una larguísima canción
Pensando “¿es esto lo correcto o no?”
Así que hice chas y aparecí a tu lado
Lo sabes
Ahora ya estás advertido
No te fíes de un animal herido
Y ¡oh! Descuida, le mentí
Soy un experto cazador
Lo has visto
Es mi mundo derruido
Lo que hoy es puro mañana está podrido
Y ¿qué te iba diciendo yo?
Me he perdido
Mátame si ya no te soy de utilidad
Mátame tras leer el mensaje
Pero ahora me desnudaré sin quitarme el traje
Lo he visto
Este mundo al derrumbarse
Que lo natural es odiarse
Me dijiste “He de reconocer”, con cierta convicción
Y entonces
Entonaste dulces gritos
Comenzó el más viejo de los ritos
¿Fuiste tú, fui yo? Sencillamente fue algo superior
Y añadiste
“Si lo hacemos, tonto mío, pues hagámoslo como es debido”
¿Y cómo es eso?” pregunté y tú me dijiste “justamente así no”
Y paraste
Me lo tengo prohibido y yo protesté empapado y más que aturdido
Y ahora sí que sí que yo…
Me he perdido
Que ahora sí, que sí, que sí, que sé que me he perdido
Porque sólo es pensar en ti acabar perdido
Porque sólo con pensar en ti me pongo perdido
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.