La evaluación en la rendición de cuentas para resultados de planes estratégicos


Fuente

La función de evaluación puede reforzar el ciclo de gestión y planificación, mejorando la calidad del diseño y del sistema de seguimiento de los Planes Estratégicos de nuestras organizaciones.

A través de la Política de Evaluación y el Plan de Trabajo de evaluación de nuestras organizaciones se pueden fomentar las siguientes áreas de trabajo clave en la organización: (a) refuerzo del marco institucional en evaluación, (b) desarrollo de capacidades en evaluación (incluye fomento del pensamiento evaluativo y trabajo conjunto con equipos de planificación y seguimiento), (c) gestión del conocimiento y (d) la ejecución de diferentes tipos de evaluaciones. Desde estas áreas de trabajo se pueden apoyar los planes estratégicos de la organización:

1.Desarrollo y diseño del Plan Estratégico

1.1 Asegurar que existen sistemas para la incorporación en el diseño de los aprendizajes previos (desde sistemas de seguimiento, evaluaciones previas…) 

1.2 Mejorar la evaluabilidad desde el diseño: calidad del diseño, del seguimiento, del uso de la información de diseño y seguimiento, de la accesibilidad de las partes interesadas.

1.3 Apoyar a desarrollar y documentar teorías del cambio (TdC) y modelos de intervención para guiar el diseño y la implementación. TdC para asegurar que existe(n):

Sigue leyendo

Función de evaluación descentralizada en el Sistema de Naciones Unidas


Continuando con el pasado post sobre “La función de evaluación central en el Sistema de Naciones Unidas, la evaluación descentralizada se planifica, gestiona y realiza fuera del departamento de evaluación central de una organización. En un principio se la denominó “autoevaluación”, pero ese término se abandonó debido a que la autoevaluación figuraba incluso en algunas funciones centrales.

Las evaluaciones descentralizadas se sitúan fuera de la Oficina Central de Evaluación, en las oficinas o dependencias de programas junto con funciones de la dirección ejecutiva o de gestión que responden de la planificación y ejecución de proyectos y programas. Esto incluye proyectos y programas en los niveles o departamentos de las oficinas técnicas, regionales y en los países.

Así pues, la función de evaluación descentralizada suele operar como parte esencial de la gestión de los programas e incluye la evaluación, el seguimiento y otras actividades analíticas conexas con el fin de apoyar la adopción de decisiones asociada a las distintas etapas de la ejecución de proyectos y programas. Sigue leyendo

La función de evaluación central en el Sistema de Naciones Unidas


La función de evaluación del sistema de las Naciones Unidas ha evolucionado. A medida que evolucionaba se han ido desarrollando diversos conceptos y constructos y, en relación con estos, una terminología bastante confusa. Los términos empleados significan cosas distintas o tienen matices diferentes.

A continuación definimos el concepto de “Función de evaluación central”

En el sistema de las Naciones Unidas, la función de evaluación central se apoya en dependencias de evaluación que operan independientemente del control de la dirección ejecutiva y la dependencia programática por lo que respecta a la planificación, la gestión y la realización de la evaluación, así como la presentación de informes conexos.

Podemos encontrar diferentes casos de “función de evaluación”, según organizaciones donde la oficina de evaluación central:

1) Opera como oficina autónoma, y puede hacerlo de dos maneras, a saber:

a) fuera de la oficina del jefe ejecutivo; o

b) como dependencia autónoma en dicha oficina.

2) Opera en la oficina del jefe ejecutivo como parte integrante de las dependencias de investigación, políticas y planificación estratégica (y, por tanto, no es autónoma).

3) Opera junto con otras funciones de supervisión en la oficina de supervisión de la organización, y nuevamente lo hace de dos formas, a saber: Sigue leyendo

Algunas recomendaciones para la función de evaluación en el sistema de Naciones Unidas


Como indicábamos en el post anterior “Algunos retos de la función de evaluación en el sistema de Naciones Unidas“, el informe “ANÁLISIS DE LA FUNCIÓN DE EVALUACIÓN EN EL SISTEMA DE LAS NACIONES UNIDAS (2014)”  contiene los resultados de un estudio de la “UN Joint Inspection Unit (JIU)”  sobre la evolución, el desarrollo y el avance de la función de evaluación en el sistema de las Naciones Unidas. El estudio abordó las siguientes preguntas: ¿Ha habido avances en el crecimiento y desarrollo de la función de evaluación en el sistema de las Naciones Unidas? ¿Cuál es el nivel de desarrollo de la función de evaluación? ¿Cuál es su capacidad para apoyar a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y su respuesta a demandas, cambios y desafíos? ¿Cómo ha añadido valor? ¿Qué enfoques alternativos existen para una función de evaluación eficaz que sirva al sistema de las Naciones Unidas en el contexto actual?

El siguiente es un resumen de las principales recomendaciones abordadas en el informe:

Recomendación 1 Mejora de la función

Los jefes ejecutivos de las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas cuya función de evaluación central está coubicada e integrada con otras funciones de supervisión, o integrada con las funciones de gestión ejecutiva, deben mejorar la función y velar por su calidad, integridad, visibilidad y valor añadido.

Recomendación 2 Aprendizaje y Rendición de cuentas

Los jefes ejecutivos de las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas deben adoptar un enfoque equilibrado al abordar el propósito de la evaluación, tomando en consideración la rendición de cuentas, así como el desarrollo de una cultura del aprendizaje que incluya sistemas apropiados de incentivos a la innovación, la asunción de riesgos y al empleo de perspectivas multidisciplinares. Sigue leyendo

Algunos retos de la función de evaluación en el sistema de Naciones Unidas


El informe “ANÁLISIS DE LA FUNCIÓN DE EVALUACIÓN EN EL SISTEMA DE LAS NACIONES UNIDAS (2014)” preparado por Sukai Prom-Jackson y George A. Bartsiotas contiene los resultados de un estudio de la “UN Joint Inspection Unit (JIU)”  sobre la evolución, el desarrollo y el avance de la función de evaluación en el sistema de las Naciones Unidas. El estudio abordó las siguientes preguntas: ¿Ha habido avances en el crecimiento y desarrollo de la función de evaluación en el sistema de las Naciones Unidas? ¿Cuál es el nivel de desarrollo de la función de evaluación? ¿Cuál es su capacidad para apoyar a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y su respuesta a demandas, cambios y desafíos? ¿Cómo ha añadido valor? ¿Qué enfoques alternativos existen para una función de evaluación eficaz que sirva al sistema de las Naciones Unidas en el contexto actual?

El siguiente es un resumen de las principales conclusiones y los hallazgos de apoyo y los temas clave abordados en el informe: Sigue leyendo

Enfoques adaptativos en la función de evaluación


 

De cara a cumplir en la práctica su mandato en torno a la utilidad, credibilidad e independencia, los enfoques adaptativos en la función de evaluación se pueden orientar (a) hacia la mejora de la adaptabilidad a contextos cambiantes, (b) hacia la demanda y (c) hacia la oferta evaluativa:

(1) Hacia la cambiante utilización de los procesos/productos de la función de evaluación en contextos cambiantes:

(1.1) Previo a la fase de evaluación: Integración / (Inter) Relación / Involucramiento con los equipos de planificación:

(a) desarrollar capacidades (formación, trabajo en red, asesoría, planificación conjunta…) (a) integrando un enfoque de pensamiento evaluativo y (b) sobre la mejor manera de medir y hacer identificación, planificación y seguimiento (de cara a la mejora de la evaluabilidad de los procesos),

(b) apoyar y fortalecer la gestión del conocimiento de todas las fuentes de conocimiento posibles pero, en especial, la gestión del conocimiento de las evaluaciones (tanto propias como de otras organizaciones)

(1.2) Con posterioridad a la evaluación: a partir de las evaluaciones proporcionar evidencia de alta calidad y hacer que la evidencia y las lecciones sean mucho más accesibles para los formulador@s de políticas y a la gestión basada en resultados.

(2) Hacia una demanda evaluativa todavía por reforzar

Sigue leyendo