La colaboración en 3 pasos


Hoy resumimos en 3 pasos los conductores de la colaboración, que tienen que ver con (1) compromiso, claridad de prioridades y objectivos, (2) existencia de capacidades, reciprocidad, participantes elegidos, (3) facilitación y rendición de cuentas.

1)Liderazgo y apropiación:

El propósito y los resultados deseados de la colaboración deben ser claros

El éxito colaborativo requiere la aceptación y el compromiso de las agendas individuales.

El compromiso con la colaboración de las organizaciones debe ir más allá de las personas que participan.

Las colaboraciones efectivas requieren perspectivas diversas, si no distintas. Sigue leyendo

Impacto colectivo y sistemas abiertos


En “Vincular el impacto colectivo a las características de los sistemas vivos abiertosLewis Atkinson  cuenta ¿Cómo pueden las comunidades lograr de manera más efectiva el impacto colectivo, pasando (1) de una acción y resultados fragmentados a (2) una acción colectiva y un cambio profundo y duradero de los sistemas? En particular, ¿qué pueden los que buscan comprender las características requeridas al impacto colectivo aprender de las características de los sistemas vivos abiertos?

En esta publicación vincula cinco características para el impacto colectivo, basadas en Cabaj y Weaver (2016) con 12 características de sistemas de vida abierta extraídos de Haines (2018, basándose en el trabajo de Ludwig von Bertalanffy).

Las cinco características para el impacto colectivo son cada una necesaria, pero insuficientes por sí mismas para lograr el impacto porque son todas partes del mismo método de cambio de sistemas: Sigue leyendo

Reflexionando la colaboración


Seguimos  reflexionando acerca de los Aprendizajes para la colaboración y sobre la  colaboración, ese misterio (ya iniciado en El misterio de la colaboración):

1.Reforzando la colaboración en nuestras organizaciones (I) para ello se han de desarrollar los pilares organizacionales de (1) la cultura, (2) las personas y (3) el liderazgo puede ayudar a impulsar la colaboración organizacional.

2.Creando una cultura de la colaboración que funcione, debemos estar genuinamente abiertos a nuevas ideas: (1)  Incentivos que premien el desempeño del grupo en lugar del rendimiento individual (2)  En un lugar de trabajo colaborativo, (a) los líderes de la organización deben reconocer que la colaboración es esencial para alcanzar su objetivo común y (b) dedicar muchos de recursos para lograr una colaboración total y (c) comunicar incansablemente la necesidad de hacer que la mejora de la colaboración sea un éxito. Sigue leyendo

Diez retos del trabajo en equipo


En los Desafíos  para el trabajo en equipo (I),  y el II que se basaba en el post Diez desafíos comunes que los equipos enfrentan y cómo superarlos, nos muestran algunos desafíos cuando trabajamos o lideramos un equipo:

(1) Falta de confianza: La confianza es crucial para el trabajo en equipo, y comienza cuando los miembros del equipo se conocen.

(2) Conflicto y tensión:  Diferencia de opiniones no es algo malo. Es la forma en que manejamos el conflicto lo que hace la diferencia.

(3) No compartir información: El conocimiento no es poder. Todos los miembros del equipo aportan su conjunto único de habilidades, conocimientos, experiencia y sabiduría a la organizacion. Los equipos efectivos comparten sin temor y con regularidad y en beneficio de todos. Esto hace que la capacidad de todo el equipo crezca y le da al equipo más poder.

(4) Bajo compromiso: El compromiso del equipo es crucial para el éxito organizacional. La clave del compromiso es la participación: al involucrar a otros, hace que sea imposible permanecer separado:

(5) Falta de transparencia: Sin transparencia, la confianza sufrirá. Comienza en la parte superior, cuanto más alto más responsabilidad tenemos de ser un modelo a seguir para el resto. Sigue leyendo

Condiciones para el trabajo colaborativo


Adaptamos desde mundo educativo al organizacional una entrada sobre trabajo colaborativo: En una organización el establecimiento de relaciones de colaboración y ayuda pretende construir «relaciones auténticas» no sólo entre directiv@s sino también entre el personal. Esto se consigue cuando l@s directiv@s (1) demuestran una consideración positiva hacia todo el personal; cuando (2) se comportan de manera que muestran coherencia y justicia, al tiempo que (3) crean confianza; cuando (4) comprenden y muestran que la comunicación con el personal supone tanto escuchar cómo hablar  (incluida la escucha activa) y (5) cuando hacen del lugar de trabajo donde se puede experimentar sin temor a ser castigados.

En efecto, no todos los métodos cooperativos se estructuran de igual forma, pero todos ellos ponen de manifiesto la necesidad de confluencia de varios factores, sin los cuales difícilmente se encontrarán los efectos positivos recogidos en la literatura: Sigue leyendo